Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Farc proponen zonas especiales con cultivos ilícitos reguladas por el Estado

Las Farc propusieron la creación de dos tipos de zonas especiales en el país para el tratamiento de los cultivos ilícitos, dentro de un extenso listado de iniciativas sobre el narcotráfico, en el marco de los diálogos de paz de La Habana.

Una de ellas está orientada a la "sustitución voluntaria" de este tipo de plantaciones por planes de desarrollo.

Sin embargo, llama la atención que las Farc plantean que exista otro tipo de zona especial con cultivos ilícitos, bajo el control del Estado, que regule la producción y comercialización de las plantas.

Para las Farc, este "componente adicional de sustitución voluntaria de los usos ilícitos de los cultivos de hoja de coca, amapola y marihuana se haría "a través de la intervención directa del Estado para regular la producción y el mercado", que estaría orientado al abastecimiento del mercado o de la demanda internacional.

No obstante, la guerrilla propone que el destino de los cultivos ilícitos sea "considerando las cualidades alimenticias, nutricionales, medicinales, terapéuticas y culturales, según el caso, así como su potencial económico".

La propuesta incluye estudios técnicos para evaluar la producción de esta zona.

"En todo caso, la definición de las cantidades a producir se establecerá en función de estudios de demanda potencial tanto del mercado interno como del mercado internacional", señala la misiva.

Incluso las Farc plantean declarar la legalidad de estas zonas especiales con cultivos ilícitos.

"Ello conlleva a la conformación de un mercado legal de hoja de coca, amapola y marihuana, controlado por el Estado a través de un sistema de precios de sustentación y de compras estatales", indica.

La otra zona, denominada para la "Sustitución de usos ilícitos" a través de "Planes de desarrollo alternativo", propone que se sustituya el cultivo ilícito de manera voluntaria.

"Un componente de sustitución voluntaria de los usos ilícitos de los cultivos de hoja de coca, amapola y marihuana, mediante el impulso de planes de desarrollo alternativo, diseñados en forma concertada y con la participación directa de las comunidades involucradas", indica el comunicado.

Según la propuesta de las Farc, estos planes estarán conformados por proyectos específicos de inversión elaborados por las comunidades con el acompañamiento de expertos.

Estas zonas, tendrán una duración de cinco años y su implementación será gradual. La propuesta aclara que las metas serán verificadas año a año.

De acuerdo con la propuesta, las Farc participarán directamente en la definición de los territorios que se destinten para poner en marcha su programa.

Asimismo, proponen que no las zonas estén libres de explotación minero energética, así como se desmilitaricen.

Finalmente las Farc, insistieron en la suspensión de las aspersiones o fumigaciones con glifosato.