Las delegaciones de la guerrilla del ELN y las Farc en La Habana emitieron hoy un comunicado conjunto en el que señalan que los derechos de las víctimas serán el núcleo del proceso de paz y coinciden en que no permitirán que los acuerdos que se logren sean reversados en el 2018. Luego de tres días de reuniones entre los altos mandos de ambas guerrillas -el jefe máximo de las Farc, Timoleón Jiménez, y Nicolás Bautista, alias Gabino, del comando central del ELN- leyeron la declaración en la que también indican que si bien los procesos de paz con el Gobierno son distintos, unirán esfuerzos para que tengan continuidad con el próximo periodo presidencial. Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’, inició leyendo el comunicado titulado ‘Juntos por la solución política en el que indican que”Reunidos en el propósito de aunar fuerzas por la solución política del conflicto colombiano, encontramos que pese a la disparidad de los avances de las dos mesas de conversaciones entre la insurgencia y el gobierno colombiano del presidente Santos, mantenemos objetivos comunes con caminos diversos pero complementarios como el de buscar que la sociedad tenga una función protagónica en el logro de la paz”. Sin embargo, el ELN anunció que no le cree al Gobierno Nacional en su intención de paz en los diálogos de Quito, pero que no se levantarán de la mesa de negociaciones.