Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fedegán dice que precio de la carne no incrementará por cierre de mataderos

Foto referencial AFP


El presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, afirmó que el cierre de los 233 mataderos, ordenado por el Invima, no tiene por qué afectar o incrementar el precio de la carne.


Así mismo, indicó, esta medida no dejará como consecuencia un desabastecimiento del producto porque en el 2009 se creó un plan nacional de regionalización de sacrificio para que se pudiera concentrar los sacrificios de ganado desde otros municipios.


"Con ello garantizar el abastecimiento de la carne en caso de que en un pueblo se decida el cierre de estos mataderos", explicó Lafaurie.


Indicó que "el Gobierno de demoró en coger el toro por los cachos en este tema, ya que las normas han estado allí desde hace más de 10 años y sólo hasta ahora se decide actuar contra estos establecimientos que son en muchos casos clandestinos y en otros no cumplen con las especificaciones técnicas para operar".


Dijo que es saludable para la industria y por supuesto para los consumidores, el que se concrete el cierre de estos mataderos, "porque en muchos casos es carne de mala calidad la que termina comprando la gente y es mucho mejor que existan establecimientos con sistemas de refrigeración del producto que garantizan su calidad".


Decisión


En Colombia hay actualmente 388 mataderos de bovinos, de los cuales tan solo 3 cumplen los estándares mínimos de calidad, así como 142 mataderos de cerdos, de los cuales solo la mitad cumplen con los requisitos.


Por esa razón, el INVIMA, en cumplimiento de una norma de hace tres años que fijó un plazo que se vence el 8 de agosto próximo, comenzará, un día después, a cerrar gradualmente los mataderos que se encuentran en estado crítico.


"Lo que va a pasar el 9 de agosto es que comenzará un plan gradual de cierre de aquellos mataderos o plantas de beneficio que no cumplen con los estándares sanitarios y que presentan un riesgo para la salud de los colombianos", afirmó Javier Guzmán, director del INVIMA.


El funcionario explicó que el plan significa un cierre progresivo de 233 mataderos durante un año, equivalentes a 18 o 20 mataderos por mes, y una estrategia de asistencia a los mataderos que no están cumpliendo las normas pero que deben suplir las necesidades de aquellas plantas que son cerradas.


Y es que las condiciones higiénicas o sanitarias de la mayoría de mataderos pequeños en Colombia son realmente precarias. Lo que el INVIMA encontró es que hay mataderos sin agua potable, ni manejo de excretas, sin áreas específicas para el beneficio, "y encontramos otros en los que se estaba matando en el suelo y sin refrigeración por largas horas", según Guzmán.


El funcionario indicó que los 233 mataderos equivalen al 11 por ciento del sacrificio nacional, con lo que los mataderos grandes que cumplen las normas, aumentarán su sacrificio y suplirán las necesidades de los otros mataderos cerrados.


"Hemos hecho un trabajo juicioso. Existe un riesgo de desabastecimiento, de aumento de la ilegalidad, de aumento en el precio de la carne, pero tenemos actividades y estrategias que los mitigan. Nosotros sabemos que cuando cerramos un municipio tenemos la planta que lo va a abastecer", indicó Javier Guzmán a RCN Radio.