El Ministerio de Agricultura, actual administrador del Fondo Nacional del Ganado, y Fedegán volverán a encontrarse el próximo 25 de marzo, ante el aplazamiento por parte de la Superintendencia de Sociedades para determinar la reorganización de Friogán. La Superintendencia tomó la decisión de suspender el proceso desde el pasado 15 de abril, hasta el 26 de mayo, con el objetivo de que las partes puedan llegar a un acuerdo para salvar la compañía, ya que la negociación "se ha visto limitada por los distintos intereses de las partes avocadas al proceso de reorganización". Luego de conocerse la suspensión del proceso, José Felix Lafaurie dijo que “se le debe agradecer a la Superintendencia, que tomó una decisión que agradecemos los ganaderos y que nos permite enfrentar de mejor manera lo que consideramos un futuro lleno de retos, pero también de oportunidades”. “Podemos decir que esta vez nos salvó la campana, pero para evitar que se repita un escenario como este es necesario que el Gobierno llegue con ideas claras sobre la forma en la que habría que proceder si realmente tiene la intención de salvar la empresa”, aseguró el presidente de Fedegán. A su vez el viceministro de Asuntos Agropecuarios, Juan Pablo Pineda, expresó que confía que en ese tiempo extra se pueda lograr un acuerdo, con los acreedores especialmente, para blindar el Fondo Nacional del Ganado, "que es el garante de las deudas de la empresa, protegiendo así el patrimonio de los ganaderos".