Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

El efecto negativo es notoriamente impactante en tres de las zonas productivas cuya principal actividad ha sido por décadas la ganadería bovina
Pérdidas por $122.400 millones es el impacto que ha ocasionado a la ganadería bovina colombiana el fenómeno de El Niño en solo 45 días de su llegada
Cortesìa

El Ministerio de Agricultura, en su tercer reporte sobre el avance del fenómeno de El Niño en el campo colombiano, reveló datos preliminares que muestran una preocupante afectación en la agricultura y la ganadería.

Según el informe, 23.986 hectáreas de cultivo han sufrido daños, principalmente debido al déficit hídrico, siendo Bolívar, Sucre, Boyacá y Magdalena los departamentos más afectados.

Le puede interesarValle del Cauca entró en calamidad pública por el Fenómeno de El Niño

El déficit hídrico también ha impactado gravemente las pasturas para el ganado, con 69.041 hectáreas afectadas en total. El 88.2% de los pastizales (60.863 hectáreas) ha sufrido a causa de la falta de agua, mientras que las heladas han afectado el 11.3% (7.791 hectáreas).

El Ministerio de Agricultura señala que heladas e incendios han contribuido a estas afectaciones. Además, se informa de posibles consecuencias en el ganado, con datos preliminares que indican afectaciones en 2.863 bovinos, 45 porcinos, 1.240 aves, 49 equinos y 1.020 peces.

Sin embargo, se realizará un análisis más detallado para determinar si estas afectaciones tienen su origen en las condiciones climáticas o en factores distintos.

En el Puesto de Mando Unificado (PMU), donde entidades del sector agro y delegados de los departamentos analizan el comportamiento del fenómeno, se discutieron las cifras preliminares, que aún están en proceso de confirmación. Estas cifras servirán de base para tomar medidas destinadas a mitigar los impactos en los productores agropecuarios.

A pesar de estos desafíos, el Ministerio de Agricultura destaca que el precio de los alimentos se mantiene en general estable. Cualquier variación se atribuye a comportamientos estacionales y no está relacionada directamente con el evento climático.

Lea también: Hay alerta en Santander por el descenso en el nivel de cuatro ríos por la sequía

Por ejemplo, se informa de ligeras alzas en el precio de la ahuyama en Armenia, pero con reducciones en Bogotá y Bucaramanga. La papa, el plátano guineo y la yuca también muestran un comportamiento estable en sus precios, ofreciendo cierta estabilidad en medio de las adversidades climáticas.

No obstante, según información proporcionada por la central mayorista de Corabastos, se registró un aumento en los precios de más de cinco productos de la canasta familiar este 5 de febrero. Entre los alimentos afectados se encuentran el aguacate papelillo, borojo, fresa, lulo, granadilla y mazorca.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.