Las Fuerzas Militares informaron que desde el 24 hasta el 30 de noviembre, en Sogamoso, se han fundido más de 35.000 armas de fuego decomisadas por jueces, fiscales, unidades militares y de Policía Nacional. Así mismo, por devolución voluntaria de los ciudadanos, servicios de vigilancia y organismos del Estado. La medida se dio en cumplimiento a las obligaciones adquiridas a nivel internacional, y que imponen sacar de circulación las armas utilizadas en la comisión de delitos que han estado involucradas en procesos penales, o por el uso indebido que hacen los ciudadanos de las mismas, o simplemente porque ya no las quieren tener. (Lea también: Policía busca identificar a los uniformados vinculados con organizaciones criminales) Las Fuerzas Militares de Colombia, desde el 2010 han fundido 297.184 armas de fuego obedeciendo a la política del Gobierno Nacional y en cumplimiento de las obligaciones adquiridas a nivel internacional. Una vez las armas son clasificadas y seleccionadas, se almacenan transitoriamente y se da comienzo al proceso de auditoria por parte del Ministerio de Defensa Nacional y la Inspección del Comando General de las Fuerzas Militares, donde son verificadas con su respectiva documentación, lo que soporta su destinación final: la destrucción.