El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, dejó en claro que como máximo jefe de esa entidad rechaza cualquier posibilidad de que los denominados cultivadores y financiadores de coca a nivel industrial puedan llegar a tener un tratamiento penal diferencial. Según Martínez, la Fiscalía se opone a este escenario porque ello constituiría una política equivocada, mas aún en las actuales circunstancias del país. A través de la cuenta de Twitter oficial de la Fiscalía, Martínez indicó que: “Financiadores y cultivadores industriales de coca no pueden obtener beneficios de ley de tratamiento penal diferencial”. De igual forma sostuvo que no entiende por qué esta posición de la Fiscalía le incomoda a la Farc "si su interés era dizque los pequeños cultivadores". De otra parte, afirmó que desde la Fiscalía General se ha velado porque los beneficios de la Jurisdicción Especial para La Paz, JEP, no se apliquen a disidentes, reincidentes y despertares. Martínez también cuestionó: “¿De verdad se preocupan las Farc con esta posición, a pesar de que no afecta a los reinsertados que se sujetan al imperio de la ley? ¿Por qué?”.