Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fiscal advierte de una guerra entre bacrim en Nariño, Cauca y N. Santader por los cultivos ilícitos

Néstor Humberto Martínez / Foto Noticias RCN


El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, advirtió que existe información de que se está presentado una guerra entre las bandas criminales por los cultivos ilícitos de coca, y por ello aseguró que si no se hace nada con el narcotráfico, "la paz es flor de un día". 

Esta advertencia que compromete a zonas como los departamentos de Nariño, Cauca y Norte de Santander, la lanzó el fiscal general durante el debate de control político en la comisión primera del Senado frente a la política criminal del Estado para luchar contra la erradicación de los cultivos ilícitos.

El fiscal general alertó que por ejemplo en Nariño se vienen presentado graves delitos contra la comunidad indígena Awá en materia de desplazamiento forzado y reclutamiento de menores, lo que ha originado el cierre de colegios y escuelas en esa zona.

“En Nariño, de la comunidad indígena Awá, 25 mil personas empiezan a ser objeto de desplazamiento por parte de ejércitos del crimen que se financian con cultivos ilícitos de droga”, dijo Martínez.

El fiscal sostuvo que hay tres bandas criminales identificadas en esta guerra por los cultivos ilícitos como son las organizaciones de ‘La Gente del Nuevo Orden’ y ‘La Gente del Orden’, ambas disidentes de las Farc y el Clan del Golfo.

“Se está librando una batalla por la tenencia, posesión y propiedad de los cultivos ilícitos, lo que constituye el anuncio de un nuevo conflicto armado que puede poner en riesgo la integridad de ese departamento (Nariño)", afirmó.

De igual forma, aseguró que las estadísticas demuestran que una de las grandes problemáticas frente a este tema en las regiones gira en torno a las redes de microtráfico que han llevado a elevar el consumo interno de droga en Colombia, donde "los menores y adolescentes están siendo víctimas de una oferta desmedida de estupefacientes”.

El fiscal general dijo que él no es enemigo de la paz y enfatizó que “lo que pasa es que la paz es flor de un día, si no hacemos nada con el tema del narcotráfico (…) Hay que ser gallitos para defender la paz en los territorios (…) Está ocurriendo que Colombia se ha vuelto de nuevo un gran productor de hoja de coca". 

“Lo que nos corresponde es mostrar las realidades, hay que asumir con sentido de responsabilidad, no faltó quien dijera que yo era enemigo de la paz. He consagrado muchos años a ese propósito y deseo que esta reunión que se está haciendo en este momento en el Palacio de Nariño, nos permita alcanzar ese propósito que tiene que ser nacional”, dijo Martínez.

“Estamos a punto de perder una generación sumida en el consumo de droga, artificialmente creado por las bandas criminales”, agregó Martínez.