El fiscal General, Néstor Humberto Martínez le solicitó al Consejo Superior de la Judicatura que designe un juez de conocimiento exclusivo para los procesos que se adelantan por el millonario desfalco de la comisionista de bolsa InterBolsa S.A.

En la misiva de tres páginas, el jefe del ente investigador señala que existe un riesgo de prescripción de este caso, hecho por el cual solicitó medidas urgentes para agilizar los procesos penales y emitir los respectivos fallos.

"A la fecha no es posible hacer un pronóstico claro respecto de la época en qué culminará este juicio, ya que cuatro (4) años después de haberse formulado imputación continuamos en audiencia preparatoria sin que se avizore la iniciación de un juicio oral", señala uno de los apartes.

En este sentido cuestiona la actuación de los abogados defensores de los acusados, quienes habrían adelantado varias maniobras dilatorias para afectar las audiencias preparatorias, en las que se fijan las pruebas materiales y testimoniales que serán tenidas e cuenta en el juicio.

Las dificultades para iniciar el proceso penal, agrega Martínez, se debe a que el despacho judicial que tiene el caso también debe responder por estos procesos, hecho por el cual tiene problemas para fijar una fecha de audiencia cuando se presentan los aplazamientos.

"Condición que favorece la estrategia de la defensa, pues ante la continua reprogramación de las audiencias por aplazamientos, inasistencias, etc., las mismas sólo pueden reprogramarse semanas o meses después, precisamente por la carga laboral del juzgado que conoce de dicho asunto", señala.

Para el Fiscal General los constantes aplazamientos y reprogramaciones de las audiencias van en contravía de los derechos de las víctimas del descalabro bursátil a obtener verdad, justicia y reparación. La petición de la Fiscalía a la Judicatura tiene como objetivo evitar que los esfuerzos de la administración de justicia en su conjunto, no culminen con fallos absolutorios por la inminente prescripción de la acción penal en el asunto subexamine". 

El caso InterBolsa

En diciembre de 2012, el Gobierno ordenó la intervención de la comisionista de bolsa tras descubrirse que adelantaron actividades ilícitas en el mercado bursátil, además de falsificar documentos privados con el fin de demostrar acciones y movimientos que no correspondían a la realidad.

El Fiscal General aseguró que pese a que en junio de 2013 se llevó a cabo la primera audiencia de imputación de cargos y en marzo de 2014 fue radicado el escrito de acusación, ya se han cumplido cuatro años sin que la fecha se haya iniciado la audiencia preparatoria de juicio.

Ante la continúa reprogramación de las audiencias por aplazamientos e inasistencias, esas diligencias sólo pueden volver a realizarse semanas o meses después, debido a la carga laboral del juez que conoce el expediente de InterBolsa.  


En la misiva el Fiscal General también argumentó que se trata de un proceso contra nueve  implicados donde por ejemplo, durante la audiencia preparatoria, que se adelanta  desde hace doce meses, la defensa de los involucrados ha solicitado para la etapa del juicio 1.347 elementos de prueba y la declaración de 625 testigos.


Asimismo sostuvo que la audiencia en la que debían definirse las pruebas atener en cuenta para el juicio oral estaba prevista para el pasado 17 de enero, pero fue reprogramada para el próximo 29 de enero y lo más seguro es que la decisión que se adopte será apelada ante el Tribunal Superior de Bogotá en su Sala Penal, lo que continúa dificultando el inicio del juicio.