La Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia aceptó el impedimento que fue presentado por el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, dentro de las investigaciones que se adelantan contra las exministras Cecilia Álvarez y Gina Parody por el escándalo de Odebrecht. Lo que trascendió es que ante la decisión del fiscal de declararse impedido, la Corte Suprema determinó que será la vicefiscal General, María Paulina Riveros -y no un fiscal ad hoc- quien deba asumir las actuaciones que adelante el ente acusador. (Lea acá: Procuraduría llama a responder ejecutivos brasileros por caso Odebrecht) Dentro de la solicitud, que fue presentada a la Corte Suprema, fueron analizados los argumentos del fiscal General en los que indicó que su oficina de abogados en el año 2012 presentó un concepto sobre la viabilidad contractual relacionada con la adición en la construcción de la vía Ocaña – Gamarra, al convenio de la Ruta del Sol II. Con esta determinación del alto tribunal, el proceso investigativo por parte de la Fiscalía será ajeno a Martínez y por lo tanto no tendría ninguna injerencia en el desarrollo de las mismas contra las exministras Parody y Álvarez por su presunta participación en las irregularidades en el escándalo de Odebrecht. A su tuno, la vicefiscal general, María Paulina Riveros, confirmó que acorde a la determinación de la Corte Suprema asumirá la respectiva investigación en contra de las exministras Cecilia Álvarez y Gina Parody en relación con el escándalo de Odebrecht. "Me he enterado que la Corte decidió aceptar la inhabilidad del fiscal general y de conformidad con las normas constitucionales seré yo quien conduzca esta investigación sin prejuicio del conocimiento de los fiscales que tienen el caso a su recaudo”, dijo la vice fiscal Riveros.