En la comisión primera de la Cámara, el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez le hizo un llamado al Congreso para que en el presupuesto que se está debatiendo se tenga en cuenta por igual los recursos destinados a la Jurisdicción Especial para la Paz y la Jurisdicción Ordinaria. Martínez le hizo este pedido directamente al Ministro de Justicia, Jorge Londoño, y le mencionó que será muy difícil que sea una realidad el proceso de paz si no se invierte lo suficiente en la justicia ordinaria. “No todo puede ser para la jurisdicción de transición (…) Yo les pido mucho sentido de responsabilidad en el momento de asignar los recursos para lo que viene. Con una justicia menesterosa que hace audiencias a más de un año no vamos a poder consolidar el proceso de paz", afirmó. La Jurisdicción Especial para la Paz ejercerá funciones judiciales y hará parte del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, además esta jurisdicción cumplirá con el deber del Estado colombiano de investigar, esclarecer, perseguir, juzgar y sancionar las graves violaciones a los Derechos Humanos y las graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) que tuvieron lugar en el contexto y en razón del conflicto armado.