El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, firmó junto a otros 11 fiscales de países de Iberoamérica una declaración conjunta para expresar un fuerte rechazo por las presiones ejercidas contra su homóloga de Venezuela, Luisa Ortega. La comunicación fue suscrita también por los fiscales generales de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, El Salvador, España, Guatemala, Panamá, Paraguay, Portugal y Uruguay. En la comunicación los procuradores y/o fiscales “manifiestan su profunda preocupación por las declaraciones expresadas públicamente en contra de la labor del Ministerio Público de la República Bolivariana de Venezuela, el cual, en uso de sus facultades constitucionales y legales, se encuentra investigando los distintos hechos constitutivos de delito, suscitados durante los meses de abril, mayo y junio de 2017 en dicho país”. Los 12 altos funcionarios judiciales de Iberoamérica rechazaron las pretensiones de adelantar reformas legales que atentan contra la autonomía e independencia de la Fiscalía venezolana. “En este sentido, repudiamos los actos de hostigamiento, presión, injerencia, amenaza de poderes, públicos o privados, así como cualquier pretensión de remoción ilegal o arbitraria contra la Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela", señala la declaración conjunta. La comunicación añade: "Los fiscales y demás funcionarios que integran el Ministerio Público expresamos nuestra solidaridad con la actuación de la fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela, empeñada en el resguardo de la constitucionalidad y la legalidad de su país”.