Los investigadores de la Fiscalía descartaron por el momento la suscripción de nuevas negociaciones bajo la figura del principio de oportunidad para los implicados por el pago de millonarios sobornos de la multinacional brasileña Odebrecht. De acuerdo con el expediente, actualmente seis de los investigados han firmado una negociación con el ente a cambio de colaborar eficazmente con las autoridades judiciales en los procesos que se adelantan por este complejo escándalo de corrupción. Los primeros en resultar beneficiados con el principio de oportunidad fueron: el expresidente de Odebrecht en Colombia, Luiz Bueno Junior; y los exdirectivos de la multinacional Luiz Antonio Mameri y Luiz Eduardo Da Rocha Soares, quienes entregaron en un comienzo información eficaz para orientar la investigación. En las negociaciones se fijó la suspensión provisional del proceso penal en su contra tras comprometerse a ser testigos de cargo y entregar información relevante a la justicia. Están a la espera que un juez de garantías avale el documento firmado. De acuerdo con la Fiscalía, atendiendo la información suministrada por los ex directivos brasileños de Odebrecht se logró hacer efectiva la captura y judicialización del exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales y el exsenador Otto Nicolás Bula, quienes firmaron un preacuerdo para colaborar con el caso a cambio de una rebaja en su pena. El exasesor de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Juan Sebastián Correa, firmó un principio de oportunidad. Fuentes cercanas revelaron que colaboración y testimonio permitió avanzar en el proceso contra el exdirector de esta entidad, Luis Fernando Andrade, quien actualmente se encuentra con detención domiciliaria. Según trascendió, el empresario Federico Gaviria, señalado de ser intermediario de los sobornos de Odebrecht, también inició un acercamiento para fijar una negociación con el ente investigado. Sin embargo, ya se le puso de presente que por el momento no es posible un principio de oportunidad, sino sólo algunos beneficios en materia de reclusión. Por este escándalo en la actualidad la Fiscalía General investiga a 41 personas, entre las que se encuentran funcionarios públicos, dirigentes políticos, empresarios, contratistas y particulares. Por el denominado caso Odebrecht se han hecho 26 imputaciones, en las que 16 fueron afectados con medida de aseguramiento y tres tienen sentencia condenatoria tras aceptar cargos.