Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fiscalía cita a versión libre al general (r) Rito Alejo del Río por crimen de Álvaro Gómez

General (r) Rito Alejo del Río / Foto AFP


La Fiscalía General citó a rendir declaración juramentada bajo diligencia de versión libre al general retirado Rito Alejo del Río dentro del proceso que se sigue por el magnicidio del candidato presidencial conservador Álvaro Gómez Hurtado, ocurrido el 2 noviembre de 1995.

RCN La Radio conoció que esta citación hace parte del impulso que pretende darle la Fiscalía a la investigación con la cual busca dar con los máximos responsables del magnicidio del dirigente político, víctima de un atentado cuando salía de las instalaciones de la Universidad Sergio Arboleda, donde dictaba la cátedra de "Historia Política y Constitucional de Colombia".

Los investigadores del proceso señalaron que esta decisión se fundamenta en la declaración entregada por el exparamilitar Edwin Zambrano Pinto, alias ‘William’ en contra del general retirado.

Este exparamilitar señaló en su momento a la Fiscalía que el general Del Río participó en 1995 supuestamente en una reunión con varios miembros de las autodefensas y narcotraficantes en la que se expuso la necesidad de cometer varios magnicidios, entre ellos, el de Álvaro Gómez.

Según alias ‘William’ la reunión supuestamente se adelantó en una finca conocida como ‘Campo Dos’ en la vía a Valencia, Córdoba y en ella participaron, además del general Rito Alejo del Rio, los entonces jefes de las autodefensas Carlos Castaño y Vicente Castaño y varios narcotraficante como el hoy extraditado narcotraficante Hernando Gómez Bustamante , alias Rasguño’, entre otros.

Este exparamilitar señaló al oficial de ser supuestamente el autor intelectual del crimen de Gómez Hurtado y de haber suministrado la información de inteligencia sobre la mejor ruta para ejecutar el magnicidio.

Esta diligencia judicial fue ordenada por la Dirección Nacional de Análisis y Contexto de la Fiscalía que tiene programado que esta versión libre se lleve a cabo durante este mes.

La Fiscalía precisó que aunque el general del Rio había sido citado meses atrás a declarar en torno a este mismo caso, aparecieron nuevos elementos que motivaron la necesidad de citarlo pero bajo una versión libre, que será determinante para definir próximamente si lo vincula formalmente al proceso mediante indagatoria y lo cobija con medida de aseguramiento por este crimen.

El general Rito Alejo del Río fue condenado por un juez especializado en el mes de agosto de 2012 a una pena de 25 años de prisión por su autoría en el homicidio del campesino chocoano Marino López Mena, ocurrido en 1997 y está a la espera de que el Tribunal Superior de Bogotá defina en segunda instancia si revoca o deja en firme esta sentencia.

El oficial en retiro - quien se encuentra en la actualidad recluido en la Escuela de Caballería, en Bogotá - dirigió desde 1995 hasta 1997 la Brigada 17 del Ejército Nacional con sede en Urabá.

No hay riego de que prescriba este año proceso por crimen de Álvaro Gómez

La Familia de Álvaro Gómez Hurtado reveló que la Corte Suprema de Justicia dejó en claro que no hay riesgo de que la invetsigación que adelanta ese alto tribunal en relacion con el crimen de Álvaro Gómez Hurtado prescriba hasta el año 2022.

Así lo confirmó a RCN La Radio, Enrique Gómez Martínez abogado de la familia, quien indicó que la Corte aseguró que entendiendo que por este caso esta siendo indagado el exminsitro de Estado Horació Serpa, la posible prescripción del proceso se amplia en una tercera parte, es decir, en unos 6 años y medio.

"Y nos dice la Corte que frescos que esperamos hasta el 2022, entonces mucho me temo que la respuesta de la Corte apunta más bien a escurrir el bulto de este caso y a diferir el debate de garantías a la corte Constiucional en años futuros", dijo el jurista.

El abogado Enrique Gómez enfatizó: "y quiero decirle que es decepcionante de nuevo a nivel colombiano y latinoamericano, es evidente, que hay ciudadanos de primera y de segunda y Álvaro Gómez era un ciudadano de segunda. Uno que para gran parte de los poderes de este país y del continente parece que merecía bien su muerte".

Añadió que mientras que "los homicidas y autores intelectuales ostentan cargos diplomáticos, manejan cuotas de poder, controlan la justicia, nosotros ni siquiera logramos que alguien escuche en juicio las pruebas que con tanto esfuerzo se han recogido".