Foto tomada de la cuenta de Facebook; Independiente Santa Fe

La Fiscalía General llamó a comparecer a cinco de los jugadores del Independiente Santa Fe para cumplir una diligencia de reconocimiento en fila por parte de la mujer que denunció en su momento ser víctima de una supuesto caso de abuso sexual, en un hotel en el norte de Bogotá. RCN Radio conoció que por disposición de la Fiscalía que coordina el proceso, esta diligencia fue programada para el pasado 15 de diciembre, y aunque los cinco jugadores de fútbol acudieron a la citación, la diligencia judicial de frustró y tuvo que ser reprogramada. Según los investigadores, pese a que los deportistas cumplieron a la diligencia y aceptaron ser sometidos al reconocimiento, la denunciante nunca llegó a la sala adecuada. Ese mismo día envió un correo electrónico a los fiscales señalando que no le interesaba acudir y tampoco seguir con dicho proceso. No obstante, esta negativa el ente investigador avanza en la práctica de pruebas tras haber concluido una primera fase de la investigación en atención a que la trabajadora sexual que denuncio el supuesto abuso ha insistido en no atender los nuevos llamados del organismo. Luego de analizar varias de las evidencias recopiladas, la investigación conduciría a señalar que no se logró determinar un abuso sexual, ya que al ser entrevistada en su momento por los agentes de policía judicial esta mujer dejó en claro que su denuncia se relacionaba con la no retribución económica por parte de los jugadores. Pero que posteriormente fue cancelada por un monto que oscilo entre los 6 y 7 millones de pesos. Adicionalmente, en desarrollo de la investigación, la Fiscalía ya practicó al menos 10 entrevistas, entre las que aparecen la recibida a la víctima y a su hermano, a varios jugadores Santa Fe como el caso de Carlos Mario Arboleda, al igual que a diferentes representantes de trabajadoras sexuales. En estos momentos, la fiscal a cargo del caso adelantan las últimas valoraciones de los elementos de pruebas y estudia el posible archivo del proceso atendiendo que no se habría cometido un delito como el de abuso sexual. De ser archivado el caso, según la Fiscalía no se descarta la posibilidad de ordenar una compulsa de copias para investigar a la trabajadora sexual por falsa denuncia.