En operativos simultáneos en cinco zonas del país, las autoridades de policía judicial desarticularon la que era considerada como la organización más grande dedicada al distribución de marihuana y drogas sintéticas que delinquía en Colombia.

La Fiscalía indicó que se trata del "golpe más fuerte a las organizaciones criminales dedicadas al cultivo, transporte, y distribución de marihuana en el territorio nacional, conocidos como Los reyes de la marihuana”.

En desarrollo de estos operativos adelantados en Cauca, Antioquia, Bogotá, Valle del Cauca y Los Llanos Orientales fueron capturados un total de 31 presuntos integrantes de esta red de tráfico de droga.




Durante las diligencias de allanamiento y registro de captura también fueron decomisados una gran cantidad de estupefacientes, nueve vehículos de diferente gama y una motocicleta, 27 celulares y cinco armas de fuego de diferente calibre.

“Esta organización controlaba todos los eslabones de la cadena criminal que iniciaba con la consecución de semillas de marihuana de alta calidad en países como Holanda y España”, dijo el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

Los fiscales revelaron que las más de 300 horas de grabación en poder de los investigadores, permitieron establecer que una vez recolectada, secada y empacada, la marihuana se distribuía desde el Cauca, a gran parte del país, llegando a ciudades capitales como Medellín, Cali y Bogotá y regiones como el Eje Cafetero.

Los investigadores descubrieron que la comercialización se realizaba por medio de un call center que entregaba pedidos de los estupefacientes, a través de mensajeros que se movilizaban en motos vehículos particulares, las 24 horas del día, principalmente, hacía universidades, oficinas públicas y privadas, al igual que a zonas residenciales de estratos altos.

La Fiscalía también detecto que en el narco-menudeo eran utilizados menores de edad en una clara violación al Código del Menor.

“El mayor crimen identificado muestra la forma como la organización criminal genera dependencia a la drogadicción a través de chupos que regalaban a los niños e os colegios, impregnados con LSD (…) y todo tipo de comestibles como gomas que tiene la apariencia de una golosina”, indicó el fiscal.

Además de marihuana de alta calidad esta organización ofrecía drogas sintéticas como LSD líquido, pastillas como éxtasis, pastillas en forma de fantasmas.



Según el fiscal este expendio de droga le vena generando ganancias ilícitas a esta organización semanalmente por más de 40 millones de pesos.