Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fiscalía divulga plan para asesinar a dos reconocidos abogados de Manizales

Están vinculados dos primos, quienes serían los artífices del macabro plan

Ante la juez segunda promiscua municipal de Villamaria, fueron presentados los jóvenes John Alexander Pérez Serna de 30 años y Juan David García Serna de 24; ellos fueron capturados mediante una orden judicial emitida por el juzgado cuarto penal de Manizales por los delitos de porte de armas, tentativa de homicidio y concierto para delinquir agravados.

John Alexander fue capturado el día de halloween en un hotel de Bogotá, donde vivía hacia 3 años, y Juan David, fue detenido en Manizales en una empresa de coll center, donde trabaja como coordinador de campaña.

Imputación

Según la imputación del Fiscal segundo especializado de Manizales, los dos jóvenes serían los responsables de haber contratado a un sicario para asesinar inicialmente al reconocido abogado penalista Ramiro Henao (recordado por esta casa radial, por haber llevado el caso que denominamos Chayanne).

El ente acusador explicó que según el denuncio del abogado en mención, en cierta oportunidad se encontraba en una cafetería del centro de Manizales, cuando un hombre de aspecto raro y al parecer vendedor de bolsas plásticas lo miraba detalladamente; cuando se levantó de la mesa donde se encontraba con un colega suyo, el sujeto lo llamó por su nombre, lo que le causó extrañeza; inicialmente pensó que quería venderle bolsas, pero luego le dijo que tenía que decirle algo importante y que se trataba sobre su integridad física.

De inmediato el abogado se devolvió a la mesa y este hombre le manifestó que alguien quería asesinarlo y que a él lo habían contratado para hacerlo, al ver la magnitud de sus palabras, el abogado lo invitó a que fueran a su oficina, y el sicario aceptó, a ambos los acompañó el abogado, José Gildardo Duque, quien se encontraba presente.

En la oficina del abogado, el sicario pudo manifestarle en detalle los planes y los nombres de quienes estaban detrás del atentado: le reveló que fue contactado por los primos antes detenidos Jhon Alexander y Juan David, quienes le ofrecieron 60 millones de pesos y una casa con el dinero que recibirían de una sucesión, para que lo asesinara a él, pero también al abogado Gildardo Duque y a un tío de los procesados, entre otros. Para el pasado 16 de septiembre estaba programado el ilícito y días antes le habían hecho seguimiento y ya tenían todo listo, pero resulta que ese día no coincidieron con el abogado en la hora de llegada al palacio de justicia, por lo que no pudieron lograr el cometido.

Continúa relatando el sicario que dos días después, fue contactado por los dos primos para que fuera a la casa del abogado Ramiro ya que se encontraba almorzando; con tan mala suerte para ellos, y buena para la víctima que el jurista ya había salido de su casa, de inmediato procedió hacía el centro por la avenida Santander para ver si lo alcanzaba, pero en ese recorrido se encontró con un reten de la policía, donde le encontraron el arma con la que iba a comerte el ilícito; fue llevado al calabozo donde permaneció dos días, gracias a que decidió hacer un acuerdo con el fiscal, donde le contaría los planes por los que portaba el arma y quien estaba detrás del asunto y quienes serían las víctimas; ya que, según él, durante ese impase no recibió ayuda de quienes lo contrataron, ni tampoco le habían pagado el dinero prometido, además de enterarse que esos mismos artífices querían asesinarlo también.

Al escuchar todo esto, el abogado Ramiro Henao, decidió de inmediato dirigirse a la Sijín en compañía del otro abogado y del sicario, con el fin de que rindiera declaración con todo lo mencionado; el sicario aceptó, pero dijo que debería estar presente el fiscal con el que habría hecho el acuerdo para que se diera cuenta que sí estaba colaborando con la justicia. De ahí inició la investigación, aunque en la Sijín mencionaron ya conocer un poco sobre el caso.

Fue así como se llegó a los hoy imputados, e inclusive donde se involucra a otras personas, entre ellas, un tío de los procesados, propietario de una reconocida empresa de eléctricos y que curiosamente se encontraba para ser asesinado al final de la lista entregada al sicario.

En la audiencia los dos primos no aceptaron los cargos imputados, pese a que se escuchó una grabación donde uno de los detenidos amenazaba de muerte al abogado Ramiro Henao, y es una de las pruebas con las que cuenta la fiscalía. En la misma diligencia, John Alexander pidió hablar para decir que sí había hecho dicha llamada, pero que luego se había disculpado con el jurista porque en ese momento estaba muy enojado, ya que según él, por culpa del abogado, murieron su abuela y una tía.

Motivos

Y es que al parecer, todo se deriva del año 2008, donde el abogado Ramiro Henao, en un proceso judicial logró que un juez condenará al reconocido tío comerciante y a una hermana, a prisión domiciliaria por el tema de una sucesión en la que aparentemente estos le habrían hecho firmar un documento a la madre de ambos, aprovechando su delicado estado de salud, para que les cediera sus bienes avaluados en cerca de 20 mil millones de pesos; precisamente la mujer procesada habría fallecido cumpliendo la pena.

Finalmente la juez segunda promiscua de Villamaría, decidió darles detención intramural en la cárcel para varones de esta ciudad.