Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fiscalía me citó como sindicado y no como testigo: expresidente Uribe

El expresidente Álvaro Uribe acudió a la cita en el búnker de la Fiscalía General de la Nación en Bogotá, tras ser solicitado por ese organismo para que ampliara la denuncia sobre un supuesto aporte de dineros ilícitos a la campaña de Juan Manuel Santos en 2010. A su salida de la diligencia, Uribe afirmó que la Fiscalía lo citó en calidad de sindicado y no como un testigo, por lo que dijo que no cuenta con las garantías del caso.

"Realmente no se me cita en calidad de testigo como lo han querido aparentar, sino como sindicado por las declaraciones de cólera del señor Fiscal ante mis críticas a la impunidad que el presidente Santos y el señor Fiscal ofrecen al terrorismo", indicó Uribe al leer un comunicado al término de la cita en ese organismo.

Aseguró que acudía ante la Fiscalía sin garantías: "siempre he acudido a la justicia desde el 7 agosto de 2010. Lo hago ahora, no obstante la ausencia de garantías", afirmó.

Sostuvo que "acudo a cumplir con mis obligaciones, como siempre lo he hecho, y también a ejercer el derecho que tiene todo ciudadano de recusar a la autoridad por las razones invocadas que son de conocimiento público".

Dijo que "el presidente Juan Manuel Santos le pidió al Fiscal obligarme a asistir a la Fiscalía; lo informaron medios de comunicación".

Consideró que "ésta es una interferencia ilegal del Presidente, igual a lo que ocurre en Venezuela donde el Gobierno utiliza la justicia para encarcelar disidentes".

Texto del comunicado del expresidente Uribe:

"Acudo a la Fiscalía sin garantías"

1. Siempre he acudido a la justicia desde el 7 de agosto de 2010; lo hago ahora no obstante la ausencia de garantías;

2. Los señores Fiscal y Vicefiscal desestimaron con inusitada velocidad los argumentos para declararse impedidos;

3. El Presidente Juan Manuel Santos le pidió al Fiscal obligarme a asistir a la Fiscalía, lo informaron medios de comunicación. Esta es una interferencia ilegal del Presidente, igual a lo que ocurre en Venezuela donde el Gobierno utiliza la justicia para encarcelar disidentes. Se imagina la opinión pública que siendo yo Presidente esto hubiera ocurrido!

4. El señor Fiscal antes de enviarme citaciones dio entrevistas a la prensa nacional en las cuales mezcló las referencias a un hacker con acusaciones de Neo Fascistas a personas que estamos en desacuerdo con el proceso de entrega del país a la Farc - El Tiempo y El Espectador domingo anterior- e insinuando que yo estaría incurso en el delito de fraude procesal, cuando yo ninguna actuación sobre este tema he tenido ante autoridad alguna;

5. El gerente de la campaña del Presidente Santos ha comunicado que me denunciará penalmente y sin embargo la Fiscalía me cita antes de conocerse la denuncia;

6. Los puntos anteriores demuestran que realmente no se me cita en calidad de testigo, como lo han querido aparentar, sino como sindicado por las declaraciones de cólera del señor Fiscal ante mis críticas a la impunidad que el Presidente Santos y el señor Fiscal ofrecen al terrorismo;

7. Debo recordar a la ciudadanía que las averiguaciones sugeridas en mi cuenta de Twitter sobre el señor JJ Rendón fueron posteriores a la publicación de El Espectador sobre el pago de 12 millones del narcotráfico a los señores Rendón y Chica, asesores del Presidente Santos, por intermediación de asuntos de narcotráfico. Con el agravante que el señor Rendón abusó de un pasaporte humanitario de Colombia.

8. No tengo garantías: contrasta la falta de oportuna investigación sobre los posibles pagos del narcotráfico a asesores presidenciales por intermediación probada ante el Gobierno, con la celeridad para condenarme en declaraciones del señor Fiscal, demostrativas de animosidad y sesgo político.

9. No tengo garantías: la filtración de nombres de personas que revelé a la Fiscalía sobre el pago de rescate de una compañía china a la terrorista Farc, con el peligro para los ciudadanos que referí, es uno de los muchos casos en los cuales no he tenido garantías;

10. La información que he recibido sobre el señor Rendón, la campaña del Presidente Santos y la posible violación de topes de financiación, la entregaré a la Procuraduría, que desde la semana anterior anunció investigación sobre el ex funcionario Germán Chica y agregó mi nombre en la lista de personas que serían llamadas a declarar. Pediré toda la confidencialidad y protección a las personas cuyos nombres he de mencionar;

11. Acudo a la Fiscalía a cumplir con mis obligaciones, como siempre lo he hecho, y también a ejercer el derecho que tiene todo ciudadano de recusar a la autoridad por las razones invocadas que son de conocimiento público.

Álvaro Uribe Vélez

Bogotá Mayo 13 de 2014"


La cita

El exmandatario había sido citado para el lunes por la Fiscalía para ampliar la denuncia que hizo el pasado jueves sobre un supuesto aporte de dos millones de dólares del publicista venezolano Juan José Rendón, exasesor de propaganda de Juan Manuel Santos, con presuntos dineros ilícitos para pagar deudas de la campaña en 2010.

El caso sobre la supuesta financiación con dineros ilegales de la campaña de 2010 del presidente-candidato Juan Manuel Santos, tomó mayores dimensiones después de que el exmandatario Álvaro Uribe no compareciera en la Fiscalía para documentar estas acusaciones.

Pero el senador electo no acudió inicialmente a la Fiscalía al indicar que la citación se hizo el domingo y no podía cambiar los compromisos políticos fijados para este lunes en la ciudad de Cali.

Por su parte, Santos no se mostró extrañado con la incomparecencia de Uribe y afirmó con contundencia en declaraciones a RCN La Radio que "bajo la gravedad del juramento ya en varias ocasiones ha jurado y después sale que es mentira".

"Esperemos a que la Fiscalía lo investigue, lo conmine y lo obligue, porque el daño que está haciendo es demasiado grande, yo en eso no me quiero meter. Yo estoy en mi campaña", dijo Santos sobre las denuncias de Uribe y además reconoció que le "duele lo que ha pasado".

Durante la jornada, J.J. Rendón también apareció en varios medios locales para desmentir estas versiones, cuya autoría atribuyó al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, que a su juicio busca arrebatarle el estatus de asilado opositor en Estados Unidos y no hacerle "guerra sucia" a la campaña de Santos.

Uribe cuestionaba el origen de los dos millones de dólares que supuestamente aportó Rendón, pues justo la semana pasada se reveló en los medios un episodio por el cual un grupo de narcotraficantes que lideraban Los Rastrojos y la Oficina de Envigado, le pagaron al venezolano 12 millones de dólares para que elevara ante Santos una propuesta de desmovilización.

Rendón tildó de "ridícula" la versión que apunta a que recibió dinero del narcotráfico y argumentó que su intervención se limitó a entregarle a Santos el documento de rendición que desestimó después la Fiscalía y que nunca se cristalizó.

El ente acusador insistió a través de un comunicado en citar de nuevo a Uribe para que declarara este martes bajo juramento por sus denuncias de supuesta financiación ilegal, sin especificar si el fiscal, Eduardo Montealegre, y el vicefiscal, Jorge Perdomo, atenderán la petición del expresidente de apartarse del caso.

Uribe les solicitó que se declaren impedidos y justificó que en ocasiones anteriores no ha sentido que la Fiscalía respetara "todas las garantías de confidencialidad porque las fuentes no se pueden exponer a los riesgos del terrorismo y de las venganzas del Gobierno de Santos, que es ya práctica conocida".

En su explicación de por qué tiene recelos con la Fiscalía, Uribe agregó que "el señor Fiscal General descalifica y ofende, en las mismas declaraciones de prensa, en los términos que lo hace el presidente Santos: neofascistas, ultraderecha, asociación con Hitler a quienes nos oponemos al proceso de claudicación ante organizaciones terroristas".

Uribe, que fue el promotor de la candidatura de Santos en 2010, se distanció luego de él y montó su propio movimiento, el Centro Democrático, que tiene a Óscar Iván Zuluaga como aspirante presidencial.

La campaña de Zuluaga está inmersa en otro escándalo por supuesta interceptación ilegal de correos electrónicos, según la Fiscalía para "sabotear" el proceso de paz que adelanta en Cuba el Gobierno con las Farc.