Audiencia Andrés Cardona / Foto RCN Radio

Por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho por dar u ofrecer, la Fiscalía imputó cargos ante el juez 20 de garantías de Bogotá al ingeniero y contratista Andrés Cardona por el pago de sobornos para que se le adjudicara la construcción del canal Tunjuelo - Canoas en Bogotá.

Según indicó la Fiscalía, Andrés Cardona favoreció en el año 2009 con la administración del entonces alcalde mayor Samuel Moreno, la adjudicación de los contratos para la construcción del canal que permitiría la descontaminación del río Bogotá a varias empresas que representaban a Odebrecht, pero a cambio de sobornos a funcionarios públicos.

El organismo judicial indicó que fueron dos los contratos que "se negociaron por parte Andrés Cardona. Un contrato inicial por 234 mil millones de pesos para las obras del canal, y otro contrato adicional por 97 mil millones de pesos, para la construcción del interconector que permitiría la descontaminación del Río Bogotá".

Para ello, indicó la Fiscalía, "el señor Andrés Cardona actuó como contratista y ofreció junto con otros particulares una comisión en dinero del 6% del contrato para el alcalde Samuel Moreno Rojas y su hermano el entonces senador Iván Moreno a quienes les entregó $1.000 millones de pesos, en el entendido que ambos tenían interés y control en la construcción del interceptar Tujuelo - Canoas". 

El ente investigador aseguró que como testigo de la entrega del dinero al Samuel Moreno y a su hermano Iván Moreno, fue el excontratista distrital Emilio Tapia ante cuya presencia, Andrés Cardona dio la suma montaría a los hermanos Moreno Rojas.

Además del contrato para la construcción del canal, Andrés Cardona logró adjudicarse la interventoría de la obra para evitar entregar cuentas de la administración de los recursos, advirtió la Fiscalía.

De igual forma, Cardona se valió de una compañía a través de la cual hizo entrega de los dineros pagados por Odebrecht para que se le adjudicara el contrato de obra, el cual fue entregado a los distintos funcionarios públicos que participaron del hecho.

Odebrecht hizo parte del consorcio Tunjuelo - Canoas durante la adjudicación, ejecución de la obra y proceso de la interventoría del contrato llevado a cabo en el año 2009.