Ante un juez de Bogotá y a puerta cerrada la Fiscalía imputa cargos a tres personas señaladas de hacerse pasar como miembros del CTI de la Fiscalía para secuestrar al representante legal de tiendas La Riviera, en hechos ocurridos al norte de la capital. En el marco de éste proceso la Fiscalía endilgó los delitos de secuestro extorsivo y concierto para concierto delinquir, los cuales no fueron aceptados por los investigados en el secuestro de Giovanni Andrés Hernández, representante legal de La Rivera, registrado en julio de 2016. Según la denuncia interpuesta por el empresario, una vez fue retenido contra su voluntad le exigieron el pago de un millón 600 mil dólares para recuperar su libertad, sin embargo las autoridades lograron resolver el proceso y dar captura a estas personas. Por estos hechos la Fiscalía solicita medida de aseguramiento intramural contra los investigados, a fin de establecer sí otras personas están involucradas en la planificación y ejecución del secuestro.