La Fiscalía formuló cargos en contra de los patrulleros de la Policía Nacional Jhorman Humberto Gómez Jiménez y Víctor Alfonso Acosta Cadavid como presuntos responsables de exigir dinero a un hombre a cambio de no revocarle la detención domiciliaria y enviarlo a la cárcel.

La Fiscalía estableció que el pasado 3 de noviembre en el barrio Manrique, en Medellín, la víctima se encontraba en la acera de su casa sentado sobre la motocicleta con su novia, cuando dos policías del cuadrante del sector le hicieron una requisa y le pidieron los documentos del automotor.

Al revisar los antecedentes los policías encontraron que este hombre está cobijado con detención domiciliaria y a punto de terminar de cumplir una condena por tráfico de estupefacientes.

En ese momento, los uniformados le advirtieron a la víctima que podrían pasar un reporte por el delito de fuga de presos y hacer que el tiempo restante de prisión sea cumplido en centro carcelario, a cambio de esto le exigieron un monto inicial de dos millones de pesos.

Minutos después, los policías regresaron por el dinero exigido y cuando pretendían recibirlo fueron capturados por funcionarios del CTI Seccional Medellín con el apoyo del Gaula del Ejército.

Los procesados no aceptaron los cargos imputados por la Fiscalía por el delito de concusión y fueron enviados a prisión.