Cargando contenido

Foto Colprensa



Ante la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá la Fiscalía General le imputó cargos al gobernador de Nariño, Camilo Romero por su presunta participación y conocimiento en graves hechos de corrupción en la celebración de contratos en el departamento.

El fiscal delegado indicó qué hay pruebas que presuntamente involucran al mandatario departamental en los delitos de falsedad ideológica en documento público, peculado por apropiación en favor de terceros, interés indebido en la celebración de contratos, contrato sin cumplimiento de requisitos legales y revelación de secreto.

Este proceso se relaciona con las nuevas condiciones para la comercializacio?n de 80.000 cajas de aguardiente Narin?o, que se fijaron mediante decreto el 24 de agosto de 2016.

(Lea también: Gobernador de Nariño acusó al fiscal de ser un funcionario de bolsillo)

Al ser cuestionado por el magistrado del Tribunal, el Gobernador de Nariño se declaró inocente de los cargos imputados por el ente acusador.

“Prefiero pensar que lo que hay detrás con este tema no es nada con tufo político o de revanchas políticas, sino que sea única y exclusivamente un error (...) Sí hemos tenido que enfrentar en muchos escenarios a un poder establecido a un viejo poder porque nosotros representamos una nueva ciudadanía”, indicó el Gobernador.

Romero enfatizó que está confiado a la hora de comparecer ante la justicia porque siempre ha actuado en derecho.

(Lea: Imputarán cargos a gobernadores de Nariño y Norte de Santander por corrupción)