Una comisión de la Fiscalía General practicó una inspección judicial a las oficinas de la sede del Banco Agrario, dentro de las investigaciones relacionadas con el escándalo de Odebrecht. Esta diligencia judicial se relaciona con otro de los capítulos que se investiga en el escándalo de Odebrecht y las presuntas irregularidades en la adjudicación y el proceso de licitación del contrato de la navegabilidad del río Magdalena, que tenía inversiones que ascendían a 1.2 billones de pesos. En desarrollo de la inspección los investigadores indagaron por posible documentación y otros elementos que pudieran advertir supuestas fallas en torno a los términos del desembolso del crédito por 120 mil millones de pesos otorgado por el Banco a favor de Navelena, cuyo socio mayoritario es la constructora Brasileña Odebrecht. Frente a este caso el Ministerio de Agricultura instauró una denuncia ante la Fiscalía para que se investigue la posible comisión de diversos delitos contra la administración pública. En la denuncia también se solicitó indagar la posible responsabilidad de las personas relacionadas con las actas y demás documentos relacionados con este millonario crédito.