Una comisión del CTI de la Fiscalía viajó a Antioquia para realizar varias inspecciones judiciales con el fin de establecer si el incendio registrado el pasado mes de febrero en la hidroeléctrica de Guatapé habría sido provocado o existió una omisión por parte de los funcionarios respectivos. Las diligencias se tienen previstas en la sede de la propia Hidroeléctrica de Guatapé, en la EPM de Medellín y de los bomberos de la capital del departamento de Antioquia. El objetivo de la Fiscalía es recolectar elementos que permitan determinar las causas que originaron el incendio teniendo en cuenta que existen algunos indicios de que pudieron existir manos criminales o que se presentó una omisión por parte de las personas encargadas del mantenimiento de los cables y las maquinarias de esta dependencia. Una situación que hubiese podido generar un apagón en algunas zonas del país debido a que la hidroeléctrica de Guatapé es una de las principales generadoras de energía para distintas zonas de Colombia. Para avanzar en las correspondientes inspecciones judiciales e investigaciones, la Fiscalía conformó un grupo de peritos del CTI integrado por ingenieros eléctricos, electrónicos, de sistemas y civiles y expertos en la indagación de incendios para llevar a cabo un análisis detallado de este caso. Asimismo, la Fiscalía llevará a cabo la recopilación de testimonios, entrevistas y otros documentos en torno a los informes entregados sobre el incendio.