RCN Radio conoció que la Fiscalía General acusó formalmente el pasado 12 de enero ante el juez 13 de conocimiento de Bogotá al periodista Gustavo Rugeles Urbina por el delito de violencia intrafamiliar por los hechos registrados el pasado 27 de diciembre.

En la diligencia judicial, el director del portal ElExpediente.com se declaró inocente, rechazando los señalamientos hechos por el ente investigador. Tras finalizar esta etapa, en los próximos días se iniciarán las audiencias preparatorias para el juicio en los juzgados de Convida en Bogotá.

(Lea también: Grabaciones revelan agresiones de Gustavo Rúgeles a su novia)


En la acusación se citó la denuncia presentada por Marcela González, quien detalló la forma en cómo fue agredida física y verbalmente por Rugeles después de una discusión que sostuvieron en el apartamento en el que vivían en la localidad de Bosa, en el sur de Bogotá.

Según la denuncia, el comunicador la golpeó, le arrojó en contra de su humanidad una serie de objetos que casi le provocan un daño aún mayor, la agarró del pelo y la arrastró por el apartamento. Todo esto mientras la insultaba en repetidas oportunidades.

(Periodista denuncia que fue víctima de violencia física y verbal por parte de Gustavo Rugeles)


Igualmente se anexaron como pruebas las conversaciones que sostuvo González con su hermana el día de los hechos. En los mensajes de WhatsApp se evidencia el maltrato físico y emocional, así como el miedo que tenía la joven por lo que acababa de suceder.

El ente investigador añadió el dictamen de Medicina Legal, el cual, tras valorar a González, le dio 10 días de incapacidad. La Fiscalía General hizo especial énfasis en el hecho que no es la primera vez que el acusado se ve en una situación de violencia en contra de su pareja.

Fuentes cercanas indicaron que pese a que la víctima ha manifestado su deseo de tratar el asunto en privado y solucionar las diferencias con su pareja directamente, por ley el caso debe continuar puesto que en casos de violencia contra la mujer no opera el retiro de la denuncia.

En repetidas oportunidades, principalmente en su cuenta de Twitter, el periodista ha manifestado que este caso hace parte de una persecución política en su contra por los artículos publicados en diferentes medios de comunicación y portales web.