Cargando contenido



La Fiscalía General y la Policía Judicial de la Dijín ocuparon 21 predios valorados en  cerca de dos mil millones  de pesos, que fueron en su momento apropiados o adquiridos ilícitamente por el llamado ‘Clan Castaño’.

El fiscal Carlos Fidel Villamil, director de Justicia Transicional, reportó que los bienes suman cerca de mil 500 hectáreas y fueron apropiados por las autodefensas de Córdoba y Urabá.

"Las autodefensas habían utilizado estos bienes para ejercer control territorial en dicha región para someter a sus víctimas y financiar el conflicto armado", dijo el fiscal Villamil.

Villamil explicó que estos bienes no sólo se le están devolviendo a sus reales propietarios, sino que servirán para reparar las víctimas de los grupos paramilitares.

A su turno el coronel Luis Humberto Poveda, director encargado de la Dijín, precisó que estas propiedades estaban ubicadas en inmediaciones de San Pedro de Urabá y del municipio de Valencia, Córdoba.

Predios que utilizó en algún momento el ‘Clan Castaño’ para entrenar a sus grupos armados y que en su fachada fue creada una cooperación con el propósito de generar oxigeno, pero lo que indica la investigación que Vicente Castaño lo que buscó fue  despojar de tierras y acrecentar sus riquezas en este sector del norcoccidente colombiano”, agregó.