La Fiscalía pidió al juez 71 de garantías de Bogotá medida de aseguramiento en centro carcelario para el líder de los camioneros Pedro Aguilar, Parmenio Reinelio Cuetami, Juvenal Yantén Agredo; y detención domiciliaria para Lida Piedad Sánchez y María Mabel Sánchez, por los delitos de concierto para delinquir, fraude procesal, uso de documento falso y ocultamiento de documento público.

El organismo judicial pidió esta medida tras señalar que estas personas, lideradas por Aguilar, compraron y vendieron vehículos de carga para chatarrizar entre los años 2012  y 2015 a través de procedimientos aparentemente irregulares y los cuales fueron presentados ante el Ministerio de Transporte.

"Según la misma manifestación de la señora Lidia Piedad Sánchez, los negocios jurídicos de todos los carros que chatarrizó y que aparecieron a su nombre los hizo con la buena voluntad del señor Pedro Aguilar, quien vendía los vehículos sin recibir un solo peso y le pagaba los gastos transaccionales de los vehículos y los postulaba ante el Ministerio para obtener un dividendo económico defraudando al Estado, y de ese beneficio le daba la mayor parte al señor Pedro Aguilar", indicó.

La Fiscalía denunció que en varias ocasiones estas personas fungían como compradores y vendedores del mismo vehículo ante el Ministerio de Transporte para la chatarrización, proceso por el cual este pagaba entre 30 y 80 millones de pesos por la desintegración de cada vehículo.