La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia determinó que el próximo 19 de mayo será el último día en el que el expresidente Álvaro Uribe podrá establecer una conciliación con las madres de Soacha, víctimas de los denominados falsos positivos, quienes lo denunciaron por injuria y calumnia.

De acuerdo con el abogado Juan Felipe Amaya, defensor el senador Uribe, las madres no acogieron una contrapropuesta para llegar a un mejor término en este proceso judicial, por lo que la Corte Suprema definirá en una próxima sesión si continúa con el caso.

“Hemos pasado varias propuestas a las madres de Soacha a través de su apoderado y atendiendo de que aún no se ha llegado a un acuerdo se consideraba innecesaria la presencia del expresidente Uribe, pero está representado por su abogado”, señaló el jurista.

No obstante el abogado representante de las víctimas, Luis Guillermo Pérez, aseguró que la no presencia del senador Uribe a este tipo de diligencias es un irrespeto para estas personas por lo que espera que la próxima audiencia se concrete esta conciliación.

“El doctor Uribe ha hecho una contrapropuesta sobre su rectificación, pero las madres no la acogen porque no está reconocido que estos crímenes fueron de lesa humanidad, que los responsables y determinadores tienen que ser sancionados”, agregó el abogado de las víctimas.

El expresidente Uribe envío un par de mensajes a través de su cuenta de Twitter con los que manifestó que se había reunido con algunas madres de Soacha, víctimas de los denominados falsos positivos y que le habían reconocido que sus hijos estaban en actividades delincuenciales.

Finalmente, de no llegarse a una conciliación entre las partes, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia continuaría con el proceso correspondiente por los delitos de injuria y calumnia.