Cargando contenido

"El tal paro nacional agrario, no existe. Hay algunos sectores agrarios de algunos departamentos que tienen legítimas reclamaciones, que están pidiendo alguna ayuda del Estado, que están reclamando algunas políticas de forma legítima", indicó Santos en la apertura de la XXXV Caminata de la Solidaridad por Colombia en Bogotá.

Según el mandatario, "los paperos de Boyacá, Nariño y Cundinamarca, son los campesinos que están saliendo a protestar, y saliendo a reclamar por sus derechos, y eso es legítimo en cualquier democracia".

Sin embargo, afirmó que "hay otro tipo de personas que se están aprovechando para causar un daño terrible, y ahí el Estado será contundente contra esos violentos. Se han infiltrado en muchos de estos sectores queriendo en cierta forma, tomarse la vocería para que no haya ninguna posibilidad de llegar a acuerdos y seguir con la violencia".

De acuerdo con el mandatario, "lo que quieren es generar esa sensación de miedo en el país, por eso insisto tanto en no dejarnos conquistar por ese miedo, que algunos de la extrema derecha y la extrema izquierda quieren siempre inculcarnos a los colombianos".

El presidente Santos sostuvo que el Gobierno tiene la mejor disposición para trabajar y ayudar a los campesinos.

Reiteró que el Gobierno dio instrucciones precisas a la Policía para proteger los derechos de los campesinos a manifestarse pacíficamente porque "eso es parte fundamental de la democracia".

El mandatario agregó que el sábado, en un sobrevuelo que hizo por algunos sitios de Cundinamarca, vio que no había lugar para la amenaza de aislar a Bogotá, pues apenas pequeños grupos, que no superaban las 20 personas, estaban quemando neumáticos en algunas carreteras para generar ese miedo entre la población.

Enfatizó que en todo caso, "la situación está totalmente bajo control" pues cuando hay bloqueos, se solucionan.

De todos modos, equipos negociadores del Gobierno enviados a varios sitios del país, en especial a Boyacá, Meta y Antioquia, continúan las conversaciones con los líderes campesinos y mineros para que levanten la protesta, desbloqueen las vías y dialoguen con el Gobierno para dar soluciones a sus peticiones.