Cargando contenido

Foto: Colprensa



El comandante de las Fuerzas Militares, general Alberto Mejía, se refirió a la ofensiva militar denominada ‘Hércules’ que se realiza en el departamento de Nariño, y que tiene como objetivo para reforzar la seguridad en esa región, la cual se ha visto afectada por actos violentos en los últimos meses.

El general Mejía manifestó que aunque buscan apoyar a la población no descartan que se puedan presentar protestas sociales en rechazo a la actuación militar. (Lea también: En Nariño inició la Mega Operación Hércules con 2 mil militares)

"Estamos expuestos a estas protestas que se dan con ayuda de grupos criminales y que pueden convertirse en violentas. El mensaje es que estamos para servirle a las minorías y evitar los errores del pasado", explicó.

El objetivo de la Fuerza de Tarea Hércules es atacar el negocio del narcotráfico, los cultivos ilícitos y el tráfico de armas que son liderados por grupos criminales que además fueron considerados por la fuerza pública como objetivos de alto valor.

Por eso más allá de la presencia militar está fuerza busca tener una relación más específica con las autoridades locales y con el fin de ser visibles con la población civil. Serán ocho mil hombres de la Armada Nacional, la Policía y el Ejército que reforzarán los municipios en los que la violencia ha primado en los últimos años.

El equipo estará en los municipios de Barbacoas, El Charco, La Tola, Francisco Pizarro, Magüí Payán, Mosquera, Olaya Herrera, Roberto Payán, Santa Bárbara y Tumaco.