Las autoridades continúan con la investigación para dar con los responsables de la muerte de un oso de anteojos en el páramo de Chingazá, en el municipio de Fómeque; por tanto preparan una reunión para coordinar acciones que propendan por la protección y preservación de esta especie animal en vía de extinción.

La iniciativa estará a cargo del Ministerio de Ambiente, la Unidad de Parques Nacionales, la Corporación Autónoma Regional del Guavio y las secretarías departamentales de Ambiente y Gobierno de Cundinamarca, quienes acordarán una estrategia frontal.

"Se insta nuevamente a la ciudadanía a suministrar información que permita a las autoridades judiciales y de Policía avanzar en las investigaciones del caso e informar a través de la línea 123 Cundinamarca, disponible las 24 horas. Recuerde que esta es gratuita y garantiza absoluta reserva", indicó la Gobernación en un comunicado.

También reiteraron que hay una recompensa de hasta $15 millones para la persona que aporte información que permita esclarecer los hechos.