La congresista Tatiana Cabello pidió a la Procuraduría y a la Contraloría investigar las cuentas de gastos que fueron reportadas por la Gobernación del Cesar y la alcaldía de Valledupar en la atención a migrantes venezolanos, por considerarlas excesivas e injustificadas.


RCN Radio tuvo acceso a los documentos que la Gobernación del Cesar y la Alcaldía de Valledupar enviaron a la representante Cabello como respuesta a una solicitud de la legisladora, quien desarrolló un debate de control político en la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes sobre la situación migratoria de venezolanos hacia Colombia.


Según los documentos enviados, la Gobernación del Cesar argumentó que una de las ayudas que había prestado a ciudadanos venezolanos migrantes fue el arreglo de un vehículo para devolverlos al vecino país, reparación que según el documento costó más de 50 millones de pesos.


Algo similar sucedió en el documento enviado por la Alcaldía de Valledupar, al registrar un gasto de más de 15 millones de pesos en personal para el festival vallenato, quienes según el documento fueron contratados para realizar controles de entrada y salida de personas migrantes.


Ante la situación la congresista consideró que estos gastos no contribuyen con la ayuda que el país y principalmente las zonas de frontera deben prestar a los venezolanos, y que por el contrario constituye un gasto de dinero innecesario.


Por tanto, Cabello sostuvo que es necesaria la intervención de los organismos de control para verificar si existen otros gastos similares y de qué manera se está prestando atención a las personas que se han desplazado desde Venezuela hacia el país.