Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Vista panorámica de San Andrés
Isla de San Andrés
Javier Jules

Los casos de COVID-19 en la isla de San Andrés y Providencia han venido creciendo de manera acelerada en los últimos días, pues se pasó de tener 6 pacientes confirmados a 21, de acuerdo con el más reciente reporte de las autoridades de salud.

Ante esta situación, el gobernador de San Andrés, Everth Hawkins, advirtió que le preocupa esta situación, ya que la isla cuenta con muy pocas unidades para atender a pacientes que puedan presentar alguna complicación por ese virus.

En diálogo con RCN radio, el funcionario precisó que “llevamos un 54% de avance de adecuación física, pero lo preocupante es que todavía tenemos 9 camas y 9 respiradores, los cuales hasta la semana pasada estuvieron ocupados por casos no COVID. Ahora con este crecimiento nos preocupa no tener la capacidad para atender la totalidad de los pacientes”.  

También lea: Reportan los primeros casos de COVID – 19 en el departamento de Vaupés

El gobernador se refirió al complejo estado del hospital de la isla, tras indicar que “este es un centro de atención de segundo nivel que nos ha dificultado muchísimo el tema en salud, porque si no hemos sido capaces de manejar patologías normales, ahora con este tema nos profundiza más la crisis”. 

Audio

(Audio) Everth Hawkins, gobernador de San Andrés, sobre aumento de casos de coronavirus en la isla.

0:27 5:25

El gobernador señaló que este crecimiento en los casos positivos para la COVID-19, al parecer están relacionados con la embarcación Susurro, encargada de trasladar frutas, legumbres y otros víveres, procedente de Cartagena de Indias, para surtir a la población.

El funcionario precisó que luego de que un tripulante de la embarcación falleciera, se realizó la prueba a todo el personal, lo que permitió evidenciar que la mayoría estaban contagiados del virus. 

De interés: El país no está listo para abrir el tráfico aéreo: gerente de estrategia contra el coronavirus

Lo que sí es claro es que las personas que estuvieron en el barco bajaron cerca al barrio los Almendros y estuvieron en constante interacción con personas a las cuales les vendieron sus productos. Se supone que en Cartagena están tomando las medidas para no permitir que ningún tripulantes de la embarcación se baje pero resulta que familiares de la persona fallecida informaron que su familiar fue a la casa y que el personal está saliendo el muelle sin ningún problema”, indicó.

Finalmente, el gobernador señaló que es imposible suspender el transporte fluvial, ya que el 97% de los alimentos con los que se abastece la isla provienen de Cartagena, Barranquilla y otros puertos extranjeros.  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.