El Sistema de Alertas Tempranas del Ministerio de Justicia investiga si la sustancia conocida como “Krókodril” ha sido vendida en Medellín.

El Gobierno aseguró que en Colombia no se distribuye un alucinógeno conocido como ‘Krókodil’, o “Desomorfina”, sustancia que al parecer causa una especie de síndrome de canibalismo en el consumidor.

Incluso, se advierte que esta sustancia en algunas ocasiones destruye la piel y otros órganos del cuerpo humano.

El pronunciamiento del Ministerio de Justicia se da en razón a las denuncias que dan cuenta de una presunta distribución de la droga en algunas calles y sectores de Medellín.

El Ministerio de Justicia asegura que “a la fecha no existe evidencia científica, como consecuencia de análisis químicos que hayan sido realizados en laboratorio a las sustancias encontradas, que permitan concluir y comprobar la presencia de Desomorfina en el país”.

“Según el monitoreo de sustancias que realizan de manera permanente las entidades que conforman el Sistema de Alertas Tempranas (SAT) del Ministerio de Justicia, no se ha encontrado evidencia al respecto”, añadió.

Este despacho añade que el (SAT) activó en terreno el protocolo pertinente para identificar la existencia de dicha sustancia y localizar muestras que permitan, tras el análisis respectivo de laboratorio, determinar la composición química de la misma y si se está distribuyendo en la ciudad de Medellín.

Las denuncias fueron conocidas a través del Centro de Consultoría de Conflicto Urbano (C3) en la capital antioqueña, que sospecha de la presunta distribución ilegal de éste tipo de droga en Colombia.

En tal sentido, el Ministerio de Justicia indicó que el Sistema de Alertas Tempranas del Observatorio de Drogas de Colombia adelanta investigaciones para detectar sí la “Desomorfina”, se está distribuyendo en el país.

A continuación comunicado del Ministerio de Justicia en relación al “Krókodril”.  

“En relación con la información divulgada por algunos medios de comunicación el martes 10 de abril del presente año, sobre la aparición en la ciudad de Medellín de la droga Desomorfina, más conocida como ‘Krókodil’, el Ministerio de Justicia y del Derecho a través del Sistema de Alertas Tempranas (SAT) del Observatorio de Drogas de Colombia (ODC) se permite aclarar que:

1. A la fecha no existe evidencia científica, como consecuencia de análisis químicos que hayan sido realizados en laboratorio a las sustancias encontradas, que permitan concluir y comprobar la presencia de Desomorfina en el país.

2. A través del monitoreo de sustancias que realizan de manera permanente las entidades que conforman el Sistema de Alertas Tempranas (SAT), tampoco se ha encontrado evidencia al respecto.

3. A raíz del pronunciamiento del Centro de Consultoría de Conflicto Urbano (C3) de Medellín, el SAT activó en terreno el protocolo pertinente para identificar la existencia de dicha sustancia y localizar muestras que permitan, tras el análisis respectivo de laboratorio, determinar la composición química de la misma, y si, efectivamente, se está distribuyendo en la capital antioqueña.

El Sistema de Alertas Tempranas del Observatorio de Drogas de Colombia (ODC) tiene como propósito detectar nuevas sustancias psicoactivas y alteraciones en las mismas, así como en los patrones de consumo que puedan aumentar los riesgos para la salud de quienes las utilizan.

Es importante resaltar que el consumo de cualquier sustancia psicoactiva, o su uso sin prescripción médica, sin importar su composición, puede ser perjudicial y poner en riesgo la salud de las personas que las consuman”.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido