Mediante sesiones extras en el Congreso de la República, el Gobierno buscará la aprobación de una adición presupuestal que le permita girar los recursos que actualmente hacen falta para poner al día las obligaciones que se tienen con los empleados, proveedores y bancos involucrados en las obras de Ruta del Sol 2.

Actualmente son cerca de 400 mil millones de pesos los que se esperan por parte del Invías para el desarrollo de este proyecto vial, los cuales serán girados desde la Agencia Nacional de Infraestructura donde se tenían programados para su entrega al Consorcio Ruta del Sol S.A.S, pero que luego del pleito jurídico y el acuerdo para la terminación del contrato con esa compañía, deberán ser reasignados.

El presidente Juan Manuel Santos será quien cite directamente a las sesiones extras del Congreso esta semana, con el fin de que se le apruebe la adición presupuestal y el giro de recursos entre las entidades del Ministerio de Transporte, ya que solo en el tema de trabajadores con sueldos atrasados, son más de tres mil las personas que no reciben sus honorarios hace tres meses.

El Ministerio de Transporte aseguró que una de sus prioridades tan pronto se autorice el acuerdo para el retorno de obras de Ruta del Sol 2 a manos del Gobierno será reactivar y estabilizar la situación laboral de los trabajadores de este proyecto vial, al igual que la cancelación de los compromisos económicos con la banca nacional y los proveedores de esta obra.

Según reportes de la Agencia Nacional de Infraestructura, el proyecto vial Ruta del Sol 2 presenta retrasos superiores al 50 por ciento y desde el Gobierno se indicó que una de las prioridades será cumplir con los pagos pendientes a los obreros y proveedores; de igual forma durante este año se mantendrá el desarrollo y mantenimiento de las obras a cargo del Invías y el próximo año se licitarán los tramos faltantes para culminar mediante Alianza Público Privada.