Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Protestas en Cali en medio del paro nacional.
AFP

La presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Antonia Urrejola, dijo que el Gobierno debe buscar un punto de equilibrio a través del diálogo con los manifestantes, para garantizar tanto el derecho a la protesta, como la garantía de otros derechos fundamentales como la salud y alimentación.

En diálogo con RCN Radio, Urrejola señaló que “lo que tiene que hacer el Estado es intentar un diálogo con los manifestantes, tiene que tomar medidas para una dispersión de los bloqueos y debe ser mediante el diálogo”.

Le puede interesar: Pinchan llantas de buses de Transmilenio y del SITP en Molinos, sur de Bogotá

La presidenta de la CIDH aseguró que el uso de la fuerza pública puede generar más violencia en medio de las protestas.

“El uso de la fuerza pública tiene que ser la ultima medida, porque cuando hay un grupo de personas y llega la fuerza pública sin protocolos adecuados y sin procesos de diálogo, lo que vemos son más hechos de sangre”, dijo.

Antonia Urrejola dijo que ese organismo condena y rechaza la violación a otros derechos fundamentales en el marco de las protestas contra el Gobierno, que están a punto de completar un mes.

Lea también: Moción de censura: Policía tuvo que intervenir en el debate en la Cámara de Representantes

“Mi llamado a los manifestantes es que las personas no sean afectadas en sus derechos básicos, no permitir el paso de ambulancias es condenable y acá hay un equilibrio respecto al derecho de la protesta. El Estado es el garante del derecho a las protestas y de otros derechos, debe haber diálogo con los manifestantes para establecer corredores de paso de alimentos, salud y otros”, dijo.

Audio

(Audio) Antonia Urrejola, presidenta de la CIDH, sobre crisis social que atraviesa Colombia.

0:27 5:25

La presidenta de la CIDH dijo que ese organismo sigue a la espera de que el Gobierno Colombiano les permita visitar el país, para verificar los casos de violencia y abusos en el marco de las protestas.

En ese sentido, explicó que la CIDH no abre investigaciones, sino que hace recomendaciones a los Gobiernos para garantizar los derechos fundamentales de la población y “reconocer hojas de ruja en el diálogo a la luz de los estándares interamericanos”.

La experta precisó que en medio de las visitas sobre este tipo de casos, se trasladan dos o tres integrantes de la Comisión quienes escuchan a las víctimas, a los organismos públicos, al Gobierno e incluso a los empresarios.

La presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concluyó que la experiencia en ese tipo de visitas, permite “bajar la presión sobre el estallido de violaciones en derechos humanos”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.