Cargando contenido

ELN y Gobierno en Quito// AFP


Por primera vez en toda la existencia del ELN, el Gobierno colombiano firmó con ese grupo armado una tregua bilateral que comenzará a regir a partir del 1 de octubre de 2017 hasta el 12 de enero del 2018. (Lea aquí: Santos confirma cese el fuego bilateral a partir del 1 de octubre) 


En un comunicado y una declaración firmados en la sede de la Cancillería ecuatoriana en Quito, las partes señalaron que con el propósito de concretar acciones dinámicas humanitarias acordaron un cese al fuego bilateral y temporal “que reduzca la intensidad del conflicto armado y mejorar la situación humanitaria de la población”. 





Pablo Beltrán, jefe de la Delegación del ELN, subrayó que este acuerdo bilateral y temporal tiene un espíritu: la reconciliación y rebajar la intensidad del conflicto.


Advirtió que aunque está pactado para comenzar el 1 de octubre, “la aspiración nuestra es que ese espíritu para bajar el conflicto comience hoy mismo, que no esperemos, y esperamos que también sea el espíritu del Gobierno”.


Por su parte, el jefe de la delegación del Gobierno, Juan Camilo Restrepo, subrayó que “no se ha pactado solamente un silenciamiento de fusiles; se ha pactado también la suspensión de hostilidades durante la vigencia del cese al fuego”. 


Restrepo dio a conocer las características del cese al fuego y de hostilidades y dijo que el ELN se comprometió a suspender “cualquier secuestro contra ciudadanos nacionales o extranjeros, todo atentado contra la infraestructura del país, incluido naturalmente los oleoductos. Suspensión de enrolamiento de menores con edades inferiores a las mínimas autorizadas por el Derecho Internacional Humanitario y abstención de instalar artefactos antipersonales que de cualquier manera puedan poner en peligro la integridad de la población civil".


La tregua temporal “será supervisada por veedores independientes y profesionales del sistema de Naciones Unidas; supervisión que contará también con el acompañamiento de la Iglesia Católica“.



Raices


El Ejército de Liberación Nacional (ELN) fue fundado el 4 de julio de 1964 por sindicalistas y estudiantes, muchos de los cuales habían recibido formación en Cuba y eran simpatizantes de Ernesto "Ché" Guevara.


Al año siguiente, se unió a la organización el cura colombiano Camilo Torres (1929-1966), seguido de tres sacerdotes españoles, entre ellos Manuel Pérez (1943-1998), quien llegó a comandar la guerrilla.


Estos religiosos eran exponentes de la Teología de la Liberación, corriente de la Iglesia Católica que reivindica la lucha a favor de los pobres.


Esta influencia religiosa se mantiene hasta ahora. Por ello, desde hace meses, los comandantes del ELN habían abogado por un cese al fuego como bienvenida para el Papa Francisco, que el miércoles iniciará una visita de cinco días a Colombia.



Pie de fuerza


Con unos 1.500 combatientes y varios miles de milicianos, según el gobierno, aunque la guerrilla asegura que son "muchos más", el ELN está liderado por Nicolás Rodríguez Bautista, "Gabino", quien ingresó a sus filas cuando tenía 14 años.


Comandante desde 1998, tras la muerte por causas naturales de Pérez, Rodríguez Bautista ha impulsado una agenda nacionalista centrada en el control de los recursos naturales. El ELN tiene como objetivos militares a la infraestructura energética y las trasnacionales presentes en el país, además recurre al secuestro y al chantaje para financiarse.


Gabino encabeza el Comando Central (COCE), el órgano de dirección del ELN, del que también forman parte los comandantes Israel Ramírez ("Pablo Beltrán"), jefe de la delegación de paz; Eliécer Herlinton Chamorro ("Antonio García"), también miembro del equipo negociador; Gustavo Aníbal Giraldo ("Pablito") y Jaime Galvis Rivera ("Ariel" o "Luis Alcantuz").



Tentativas de paz


El ELN ha protagonizado cuatro intentos fracasados de negociaciones de paz: el primero a principios de los años 1990 con el entonces presidente César Gaviria (1990-94), luego con los gobiernos de Ernesto Samper (1994-98) y Andrés Pastrana (1998-2002), y uno más durante el periodo de Álvaro Uribe (2002-10), opositor a los acuerdos sellados en noviembre entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc.



Lo pendiente


El Papa cumplirá una visita de cinco días a Colombia en la que promoverá la reconciliación, tras respaldar el acuerdo que permitió el desarme de 7.000 combatientes y la transformación en partido político de las Farc.


RCN Radio y AFP