Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

vacunas covid
Suministrado pro Gobernación del Tolima

La farmacoepidemióloga y directora del Centro de Pensamientos, Medicamentos, Información y Poder de la Universidad Nacional, Claudia Vacca, advirtió que el Gobierno Nacional está bastante enredado en la ejecución del Plan de Vacunación anticovid.  

En diálogo con RCN Radio, la experta señaló que “si bien hay variables internacionales que están determinando el lento ritmo en el que están entrando las vacunas a Colombia, el Ministerio de Salud había dicho que para esta fecha iba a tener tres o cuatro millones de vacunas disponibles y no hemos tenido más de 800.000 a la fecha en términos de flujo de las dosis”, explicó.   

Le puede interesar: CAF apoyará la vacunación contra la covid-19 en América Latina con US$1.000 millones

Explicó que “entonces uno piensa que Colombia está inmersa en el problema de la escasez de dosis, pero aún con las pocas dosis que han llegado, la aplicación de las dosis no va ni siquiera en la mitad de las dosis disponibles”.  

Audio

(Audio) Claudia Vacca, farmacoepidemióloga, tras un año de la pandemia de la covid-19 en Colombia.

0:27 5:25

De acuerdo con la experta, esa situación tiene que ver con las inequidades propias del sistema de salud, "pues algunas regiones no tienen capacidades para lograr aplicar al ritmo que lo hace Bogotá o Barranquilla. También es reflejo del divorcio que hay entre la planeación del decreto que tiene el Gobierno y el desconocimiento de lo que es la realidad regional”.  

En ese sentido, consideró que el Gobierno debería entrar a apalancar y resolver esas inequidades, flexibilizar esa regulación estricta en los procesos de entrega y distribución de las vacunas "y tratar de establecer algún mecanismo de coordinación de logística que obligue hasta al sector privado a que ayude a resolver esas inequidades”.  

Lea también: Atención: abren vacantes para que jóvenes hagan prácticas pagas con el Estado

Del mismo modo, indicó que “el sector privado sí puede ayudar a través de trabajo logístico, poner a disposición del sistema de salud de las regiones más vulnerables, la estructura privada de distribución, aplicación y llegada de las vacunas a las zonas más alejadas y retomar la creación de capacidades de manufactura de vacunas, o insertarnos en la cadena de producción de vacunas de alguna forma”.  

Advirtió que “si seguimos pensando que se trata de ir a la tienda a comprar vacunas y no nos insertamos en esa cadena productiva, nos va tocar quedarnos en la cola de la congestión de entrega que está sufriendo América Latina y África”.  

Finalmente, concluyó que “es muy difícil de pronosticar el tiempo que queda de pandemia, pero si seguimos a este ritmo de vacunación, lo que estaríamos abriendo son las ventanas y riesgos a que se den variantes del virus que pueden acelerar el contagio, o que incluso pueden disminuir la efectividad de las vacunas”.  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.