Cargando contenido

Las empresas que incumplan el decreto, podrían ser sancionadas con multas de hasta 500 salarios mínimos.

El hombre habría atacado a las mujeres en medio de una fiesta.
Foto: Ingimage

La Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Juliana Pungiluppi, anunció que el presidente de la República, Iván Duque, firmó el decreto para la implementación del Registro Nacional de Ofensores Sexuales, que inhabilita a quienes hayan cometido delitos sexuales contra niños, niñas y adolescentes para ser contratados.

“Proteger a los menores de edad de la violencia sexual es posible y es responsabilidad de todos. Esta semana, Colombia se convirtió en el segundo país de América Latina en contar con una herramienta de este tipo que permitirá alejar a los abusadores de nuestros niños”, resaltó la directora del ICBF.

Este decreto, establece que dentro de seis meses, cuando esté operando el registro, que será administrado por la Policía Nacional, las entidades públicas y privadas estarán obligadas a consultar el Registro Nacional de Ofensores Sexuales para que puedan contratar a un empleado cuya labor implique un trato habitual y directo con menores de edad.

Puede interesarle: Cada hora tres niños son maltratados en Colombia

Juliana Pungiluppi, advirtió que si el aspirante ha sido condenado por delitos sexuales o por agresiones contra niñas, niños o adolescentes no podrá ser contratado,  y que si los empleadores hacen caso omiso podrían ser sancionados con multas de hasta 500 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

De igual manera, la directora manifestó que leyes como estas son necesarias, ya que “las personas adultas que cometen este tipo de delitos, tienen una alta probabilidad de reincidir, pues 1.835 personas detenidas por el Inpec en el 2018 ya habían estado presas por delitos sexuales”, aseguró Pungiluppi.

Lea también: Colombia tendrá lista negra de abusadores sexuales de menores

Por último, la directora puntualizó que el ICBF abre a diario, 36 Procesos de Restablecimiento de Derechos (PARD) en favor de niños y niñas víctimas de violencia sexual, siendo la causa número uno de apertura de procesos y destacó la importancia del Registro como un instrumento para mantener a los abusadores alejados de los niños, niñas y adolescentes en el país.

Fuente

sistema integrado

Encuentre más contenidos

Fin del contenido