El sector de juegos de Suerte y Azar ha aportado a la salud más de 500 mil millones de pesos en el último año. 

Actualmente hay 20 operadores en línea.
Actualmente hay 20 operadores en línea.
Colprensa

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, reportó que a la fecha se han bloqueado 337 páginas web de apuestas en línea, que no cumplen con la normatividad colombiana. 

El bloqueo de estas páginas hace parte de un plan para sanear y fortalecer el negocio de los juegos de suerte y azar, en especial en estas modalidades. 

"Hemos bloqueado 337 páginas de juegos de suerte ilegales, que no le generan ningún aporte a la salud en Colombia, que son también una fuente de fraude para estos consumidores y que por supuesto también es una competencia desleal para quienes tiene la autorización para operar apuestas en línea en nuestro país", manifestó Cárdenas Santamaría. 

El Ministro también manifestó que actualmente hay 20 operadores en línea, "y seguramente con el mundial de fútbol esto va a aumentar enormemente porque los juegos de suerte, a través de estas páginas web autorizadas, crecen mucho durante este tipo de competencias deportivas". 

Cárdenas Santamaría recordó que en 2017 este sector de juegos de suerte y azar aportó recursos por 500 mil millones de pesos al sector salud. 

"Esta es una cifra récord y esperamos que este año sean más, y lo destacable de este sector es que se ha venido modernizando. Hoy tenemos el 97% de las máquinas tragamonedas conectadas a Coljuegos, es decir, nosotros sabemos en tiempo real qué ingresos está teniendo cada máquina y cuánto de esos recursos le corresponden a la salud", reportó el Ministro. 

Y es que el sector de juegos de suerte y azar está proponiendo que se realice una hoja de ruta para modernizar y fortalecer aún más este negocio. 

Incluso, el sector le pidió a Fedesarrolló un estudio sobre el tema. 

Sobre el tema el ministro manifestó que, "nos interesa pero queremos saber cuáles van hacer las propuestas al respecto". 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido