Cargando contenido

El Ministerio de Trabajo alertó a los empleados para que tomen las precauciones para evitar problemas de salud.

Contaminación fábricas
Las concentraciones en la atmósfera de los tres gases de efecto invernadero, volvieron a aumentar en 2017.
AFP

Son varias las ciudades del país en las que se han empezado a registrar alertas por la contaminación del aire que se generan por diferentes factores. En Bogotá cifras de la Alcaldía señalan que se han cerrado más de 20 empresas por tener diferentes procesos de combustión y carbón, que perjudican la salud de sus trabajadores y el aire de la ciudad.

Desde el Ministerio de Trabajo se han venido adelantando operativos para identificar a las empresas que no toman las medidas necesarias a la hora de elaborar su productos y terminan contaminando el medio ambiente.

Información relacionada: Distrito levantó la alerta ambiental en Bogotá

Sin embargo, la ministra de trabajo, Alicia Arango, pidió la ayuda de los trabajadores para que denuncien ante esta cartera los posibles casos de contaminación que se podrían estar dando en todo el territorio nacional.

“Los inspectores de trabajo tienen que ir a las empresas, no necesariamente tiene que el trabajador poner la queja, pero si la pone una maravilla, bienvenida y ojalá lo hagan, porque eso nos ayudará mucho, ya que hoy nosotros no tenemos la posibilidad de visitar todas las empresas”, explicó la alta funcionaria.

Además, la jefe de la cartera laboral alertó a los trabajadores para que tomen las precauciones necesarias en el desarrollo de sus actividades en el trabajo, pues la contaminación que se produce podría impactar seriamente su salud.

Más aquí: Aire de Bogotá presentó una descontaminación del 28% este sábado

Igualmente, manifestó que denunciar la contaminación que generan las empresas ante el ministerio no supone el cierre inmediato del establecimiento, ya que primero se procede a realizar una visita de prevención, “en la que se le dice al empleador, mi señor su empresa está produciendo un aire contaminado que no le conviene a sus trabajadores, entonces tome correcciones y se le da un plazo”, explicó Arango.

Si la empresa no toma acciones frente a la advertencia, en la siguiente visita se le impondrán sanciones monetarias bastante cuantiosas e incluso se podría cerrar el establecimiento.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido