Cargando contenido

El plan, que girará en torno a cinco ejes, analiza cómo cumplir los protocolos y qué químico usar en la aspersión.

Fumigación con glifosato
Fumigación cultivos ilícitos con glifosato.
Foto: AFP

El Gobierno nacional lanzó este jueves la nueva política de lucha en contra de las drogas, en la que estará incluida, como una de las herramientas, la aspersión aérea para atacar el incremento de cultivos ilícitos de hoja de coca.

La nueva política antidrogas se concentrará en cinco ejes, como son disminuir el consumo de drogas en cuanto a la prevención y atención, atacar la oferta de estupefacientes y lograr la desarticulación de las organizaciones criminales que delinquen con el tráfico.

También afectar las economías y rentas del crimen organizado, además de “transformar los territorios en el tránsito hacia las economías lícitas”, según el plan gubernamental.

Específicamente sobre el retorno al país de la fumigación aérea contra los cultivos ilegales, fuentes del Gobierno revelaron que se evaluará con un equipo técnico del más alto nivel la forma de su implementación, que contempla definir qué químico que se utilizará en esas actividades.

Vea también: MinDefensa admite poca efectividad de drones para erradicar cultivos ilícitos

Una comunicación del Ministerio de Justicia señala que “el país atraviesa por una situación absolutamente dramática en el tema de cultivos ilícitos. La aspersión aérea es una de las herramientas que tiene el Gobierno para luchar contra este flagelo”.

Aclara que “la política no define el químico que será usado en la aspersión aérea".

Esto, debido a las advertencias que ha hecho la Corte Constitucional sobre el uso del glifosato para combatir las plantaciones de coca y amapola, por los efectos adversos que puede tener en la salud.

Iván Duque encabezó el Consejo de Estupefacientes
Iván Duque encabezó el Consejo de Estupefacientes.
Cortesía: Presidencia

Recientemente el presidente de la Corte Constitucional, Alejandro Linares, advirtió al Gobierno del presidente Iván Duque que el uso del glifosato para combatir los cultivos ilícitos debe estar basado en una serie de investigaciones científicas, con el fin de garantizar la salud de las poblaciones aledañas a los cultivos.

"Evaluación juiciosa"

El regreso al país de las fumigaciones aéreas contra los cultivos ilícitos está sujeta a una evaluación de distintas alternativas, como lo piden las autoridades, y que se cumpla con los protocolos que ha exigido la Corte Constitucional a través de sus sentencias.

Por eso, la comunicación del Ministerio de Justicia advierte que "eso será producto de una evaluación juiciosa de las diferentes alternativas disponibles. La fumigación se puede dar si se cumplen los protocolos y en esta política cualquier acción estará soportada en los lineamientos de la Corte Constitucional". 

Al lanzar el plan de lucha contra las drogas, tras encabezar una reunión del Consejo Nacional de Estupefacientes, el presidente Iván Duque alertó que en el último año se registró un incremento del 17% de los cultivos ilícitos, llegando la cifra a 171.000 hectáreas.

“Esta política integral para enfrentar el flagelo de las drogas se ocupa de los problemas de consumo, lavado de activos, oferta de drogas, cultivos ilícitos, crimen organizado y contempla la transformación de los territorios afectados por el narcotráfico”, sostuvo Duque.

El Jefe de Estado resaltó que por primera vez se articulan más de 15 entidades del orden nacional, entre ellas las que integran el Consejo Nacional de Estupefacientes, para combatir el flagelo de las drogas.

Le puede interesar: Gobierno debe 4 meses de pago a erradicadores de coca en Cáceres, Antioquia

De acuerdo con el Gobierno, esa política recogió iniciativas de la Fiscalía General, Procuraduría y los integrantes del Consejo Nacional de Estupefacientes.

La política girará en torno a cinco pilares:

1. Disminuir el consumo de drogas: Prevención y atención

En ese aspecto, el Gobierno enfocará la estrategia a recuperar entornos escolares que estaban bajo el poder de las bandas de microtráfico, advirtiendo que los jóvenes empiezan el consumo de sustancias alucinógenas a los 14 años.

Sobre la prevención el Gobierno Nacional emprenderá campañas dirigidas a padres, docentes y jóvenes, que incluirá múltiples componentes para reducir la vulnerabilidad y promover la inclusión social, desde un enfoque de salud pública.

2. Afectar la Oferta de Droga

En ese punto, se desprende del documento que se combatirá los mercados de fabricación de sustancias químicas, por medio de controles en la importación, venta, a través de operativos adelantados por la DIAN.

Y se advierte que se promoverá en controles en compañía de países productores de sustancias alucinógenas, con el fin de fortalecer los mecanismos de control y el intercambio de información.

3. Desarticular las Organizaciones Criminales

Se encaminara un plan con apoyo de las autoridades para atacar organizaciones criminales que tiene el control territorial, las cuales logran tener un alcance transnacional.

En ese punto, el gobierno reforzará las sanciones en contra de los cabecillas del narcotráfico, endureciendo las herramientas judiciales como la extradición con especial énfasis en los jefes de los grupos criminales.

4. Afectar las Economías y Rentas del Crimen Organizado

De acuerdo con datos de las autoridades, hace dos años el valor de ingresos del narcotráfico fue aproximadamente del 2% del PIB del país.

Para atacar ese flagelo, dentro de la nueva política de lucha antidrogas del gobierno se enfocará a contrarrestar los delitos relacionados con el lavado de activos y las conductas ilícitas con acciones articuladas en contra de la financiación del tráfico de drogas.

Otra de las herramientas será la acción de extinción de dominio que liderará la Fiscalía General de la Nación, para quitarles los bienes las estructuras criminales.

5. Transformar los Territorios en el Tránsito hacia las Economías Lícitas

Este punto de la política se concentra en la transformación de territorios que antes estaban bajo la sombra de los delincuentes, garantizando programas de desarrollo sostenible.

Según datos oficiales, los municipios con afectación de cultivos ilícitos registran un índice de pobreza multidimensional rural de 54.7%, un 15% mayor al promedio registrado por los municipios no productores de coca, lo que evidencia un panorama crítico en esas zonas del país.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido