Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Pequeños comerciantes dicen que Ley Anticontrabando no los favorece

En una radical oposición a la Ley Anticontrabando, aprobada en el Congreso de la República, los pequeños comerciantes aseguraron que la norma solo beneficiará a las multinacionales, y que al contrario de lo que dice el Gobierno, a ellos su actividad se les verá seriamente perjudicada.

Albeiro Camacho, vocero de los comerciantes de San Andresito en Bogotá, dijo en RCN La Radio que el Gobierno pretende entregar solo a dos multinacionales el derecho a importar perfumería, mientras que los pequeños importadores, que lo hacen igualmente de manera legal, quedan sin esa posibilidad.

"El problema es que el permiso fito-sanitario lo deben entregar al producto, no a una persona, de tal suerte que si uno va de viaje al exterior y quiere traer 10 perfumes así sea para la familia, ya no puede", indicó al evidenciar su molestia por lo que además llamo desigualdad de derechos.



Lo mismo va a pasar con la leche en polvo, los pañales, los licores y demás productos que hoy son traídos por los propios comerciantes en pequeñas cantidades y distribuidos en las bodegas de San Andresito, dijo.

Explicó que una posible solución sería eliminar las barreras administrativas para importar ciertos productos, "como sucedió con la llamada ‘Línea Blanca’, que luego de que estas fueran eliminadas, jamás volvieron a entrar al país, lavadoras, neveras, licuadoras y demás electrodomésticos de contrabando", manifestó.

Desvirtuó las declaraciones del Ministerio de Hacienda y de la Dian cuando aseguran que en los San Andresitos se esconden los grandes contrabandistas.

"En este momento somos más de 4 millones y medio de familias que por más de 70 años hemos vivido legalmente de este negocio y esperamos que el gobierno reflexione y nos escuche", expresó Camacho.

Hoy en las principales ciudades del país, los comerciantes de ese sector adelantan movilizaciones y plantones para protestar por la nueva Ley Anticontrabando.

Medellín

El cierre de los establecimientos comerciales que se realiza entre las 9 de la mañana y las 12 del medio día, según Javier Gaviria Betancur, Director Ejecutivo de La Asociación de Comerciantes de Guayaquil, es una manera de sentar su protesta contra la aprobación de la ley Anticontrabando.

Dice el representante de unos 12 mil 500 comerciantes agremiados, que la nueva ley es una manera de excluir a los pequeños y medianos comerciantes.

Asegura Javier Gaviria que la aplicación de la ley traerá efectos en el corto plazo. Solamente en Medellín se perderían 50 mil empleos directos y unos 100 mil indirectos.

El Director Ejecutivo de la Asociación de Comerciantes de Guayaquil, aseguró que de no lograr compromisos del Gobierno nacional para la no concentración de la importación en unos pocos, convocarán a un paro con la participación de otros sectores económicos del país.

Meta

Alberto Bernal uno de los comerciantes de los mercados populares en la capital del Meta, dijo que esta ley anti contrabando, acaba con los pequeños comerciantes por las altas penas y multas que les impone
Dijo que no están en contra de la ley sino de las penas que los trata a todos como delincuentes.

Asegura que en Villavicencio cientos de comerciantes de mercados populares se verían afectados con esta ley.

Los protestantes recorrieron desde las 9 de la mañana las principales calles de la capital del Meta, acogiendo la convocatoria nacional.

Entre tanto el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, afirmó que la Ley Anti contrabando será benigna con el pequeño contrabando y precisó que lo que se busca es combatir a las grandes mafias que cometen este delito. "No se está afectando a quienes mueven productos de pocos montos, pero sí a quienes ingresen productos de más de 30 millones de pesos", explicó el Ministro en RCN La Radio.

"Esta ley endurece las penas y las equipara con las del narcotráfico; lo mismo que para el contrabando, lo que le brinda más herramientas al Estado para combatir la evasión", agregó.

Cárdenas indicó que los revisores fiscales que vean movimientos sospechosos, podrán reportar a la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF), que es la gran herramienta para combatir ese flagelo a gran escala.

El Ministro de Hacienda agregó que la UIAF es una unidad de inteligencia muy útil, que ahora podrá de oficio iniciar investigaciones que no solo sea por narcotráfico sino también por contrabando.

Aclaró que no es que se permita el pequeño contrabando sino que las penas son más leves, es decir son delitos excarcelables.

"En el caso de hidrocarburos, para quienes ingresen más de 80 galones, pagará cárcel de 16 años", explicó el Ministro de Hacienda.

Bucaramanga

Unas cinco mil personas de diferentes centros comerciales como Sanandresito La Isla, Centro, además de Feghaly y Bucacentro, protestaron en Bucaramanga por la Ley Anticontrabando.

Y aunque la medida aprobada en la Cámara de Representantes, según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, favorecerá la competencia legal en el comercio y espera recuperar el recaudo tributario, los comerciantes sostienen que es un golpe contra por lo menos 10 mil comerciantes en la capital santandereana.

Además resultan afectados, los empleados y las madres cabeza de familia que trabajan en por lo menos 10 centros comerciales de Bucaramanga, quienes consideran que en lugar de ser perseguidos, la DIAN y los gremios como Fenalco deberían ofrecer orientaciones sobre los temas tributarios.

Así lo expresó Jair Roncancio, administrador del Centro Comercial Sanandresito Centro, quien sostuvo que la mayoría de comerciantes superan los 50 años, quienes se sienten abandonados por el Gobierno Nacional, porque la ley como está concebida respaldará a los grandes monopolios asentados en esta zona.

Los comerciantes que protestaron hoy en el centro de Bucaramanga afirmaron que la ley 094 de 2013 los ubica como evasores de impuestos lo que dificulta su trabajo cotidiano, que se ve cada día más afectado con la importación y poca compra de productos elaborados en Santander.