Cargando contenido

Foto: Colprensa



El ministro del Interior, Guillermo Rivera, dijo que los crímenes de guerra no será objeto de amnistías.

Human Rights Watch (HRW) presentó el informe de 2017 sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, un documento que incluye a Colombia. En éste se hicieron varios reparos a la implementación del Acuerdo de Paz suscrito entre el Gobierno y las Farc.

El documento de HRW advierte que los responsables de atrocidades podrían estar beneficiados de amnistías y podría entonces darse plena impunidad en dichos casos.

Al respecto, el ministro del Interior, Guillermo Rivera, respondió que la Jurisdicción Especial para la Paz “no es una jurisdicción de impunidad”.

“Está claramente dicho en la reforma constitucional y en la ley estatutaria de la JEP que los crímenes de carácter internacional no son objeto de amnistías”, explicó.

En ese sentido, los crímenes de lesa humanidad, el genocidio, el reclutamiento de menores, la violencia sexual y los crímenes de guerra no pasarán por este mecanismo transicional de justicia.

Se hará una investigación y sanción. No hay lugar para que se señale que habrá impunidad por parte de Human Rights Watch, sostuvo.

Human Rights Watch (HRW) advirtió que en la parte referida a la justicia "se arriesga a dejar impunes a los criminales de guerra".

"Valoramos el esfuerzo del presidente Juan Manuel Santos pero no podemos ocultar nuestras objeciones respecto de la debilidad del acuerdo de justicia, que promueve más la impunidad que la justicia o el castigo a aquellos que han cometido graves violaciones", apuntó el director para América de HRW, José Miguel Vivanco.

Las críticas de HRW están enfocadas en que la JEP no pueda imponer penas de privación de libertad para los autores de algunos crímenes.