La Unidad de Gestión del Riesgo estima que la temporada seca de 2018 irá hasta marzo, por lo que ya tiene listo el plan de contingencia para enfrentar los incendios y desabastecimientos de agua que se puedan presentar en el país.

Hasta el momento 55 municipios de Santander y 13 de Antioquia permanecen en alerta por alta probabilidad de incendios forestales, por ejemplo en el municipio antioqueño de Tarazá hace una semana no llueve y las temperaturas superan los 38 grados centígrados, a esto se suma que esa población no cuenta con Cuerpo de Bomberos.

Según Gestión del Riesgo, a la fecha se han presentado 30 incendios forestales en 12 departamentos dejando 684 hectáreas afectadas que ha requerido el desplazamiento de 117 unidades de bomberos y 28 máquinas extintoras.

Para enfrentar las emergencias por las oleadas de calor, Gestión del Riesgo cuenta con dos aviones Air Tractor adaptados, seis helicópteros, 32 bambi buckets, 18 centros de respuestas a incendios forestales, 71 vehículos de intervención rápida y 91 máquinas extintoras, entre otros dispositivos.

De otro lado, para hacer frente al desabastecimiento de agua, se tiene previsto: 293 motobombas, 89 carrotanques, 136 plantas potabilizadoras, 1.887 tanques de almacenamiento, 122 pozas, 240 jagüeyes, 2.111 reservorios para sector agropecuario y 45 aerodesalinizadores.

En total serán 200 mil personas para la atención de la temporada que contarán con un Centro Nacional Logístico, cuatro Centros Humanitarios y 160 cuerpos de bomberos fortalecidos.