La vicecanciller colombiana, Patty Londoño Jaramillo, dijo ante la Corte Constitucional que la repatriación de las 122 piezas del tesoro Quimbaya desde España no sería posible porque no existirían los mecanismos jurídicos para este fin. Según la funcionaria, después del análisis de tratados internacionales relacionados con la repatriación de tesoros arqueológicos no podría darse en este caso ya que fue una acción por parte del gobierno de la época que entregó esas piezas al gobierno español en 1893. "No existe un mecanismo que permita a Colombia unilateralmente y de manera coercitiva obligar al Estado español a restituir las piezas de la colección Quimbaya que están en Madrid. La convención Unesco entró en vigencia en Colombia en agosto de 1988; las fechas de entrada en vigor de estos tratados para el Estado colombiano genera de entrada la imposibilidad de darle la aplicación de las normas frente a una donación que tuvo lugar en 1893 por cuenta de su ámbito temporal", señaló la vicecanciller. Durante esta audiencia convocada por la Corte Constitucional a propósito de una acción de tutela que busca la repatriación de estas piezas arqueológicas colombianas, también intervino la Procuraduría y Defensoría del Pueblo que coincidieron en su posición al advertir que este tesoro sí debe estar en territorio colombiano. "Los colombianos nos identificamos y sentimos como nuestras las expresiones artísticas y culturales Quimbaya, entendemos que son un legado que reposa en la memoria común de los colombianos y así lo entienden los extranjeros que visitan el país", señaló la procuradora delegada para Asuntos Civiles, Gladys Virginia Guevara Puentes. Entre tanto el delegado de la Defensoría del Pueblo, Esneider Cifuentes, consideró que cuando se produjo esta donación unilateral del gobierno colombiano no fue reconocida la importancia de la cultura Quimbaya en el país que nunca ha dejado de pertenecer a la Nación. "La Defensoría concluye que las 122 piezas constituyen un elemento enriquecedor de la identidad cultural de nuestro país, en el sentido de posibilitar a los pueblos indígenas que perviven en Colombia y la sociedad en general, una relación con sus memorias ancestrales que sin duda deben ser recuperadas", agregó el representante de la Defensoría. Se espera que una vez intervengan los diferentes sectores convocados en esta audiencia, la Corte Constitucional hará un análisis sobre los conceptos y emitirá a través de fallo de tutela si se deben o no impartir órdenes para repatriar estas piezas del tesoro Quimbaya.