El presidente de Colpensiones, Mauricio Olivera, confirmó que el Gobierno costeará los dos primeros años de cotización de los desmovilizados de las Farc al sistema pensional como garantía de protección social. De acuerdo con Olivera, "esto se hará como lo hace cualquier empleador que paga la cotización de un trabajador, aunque en este caso el Gobierno no es un empleador directo". Explicó que será un porcentaje equivalente al 16% por cada desmovilizado con base en los ingresos que recibirá cada uno. Sin embargo señaló que dependiendo de las edad y de la conveniencia, se determinará si el régimen de ahorro individual o el de prima media es el más conveniente. Para ello, Colpensiones en compañía de otras entidades del Gobierno irán a las zonas veredales donde están concentrados los desmovilizados, para así realizar las afiliaciones respectivas al sistema pensional. Luego de estos primeros dos años, serán los excombatientes los encargados de pagar la cotización a pensiones para que puedan lograr el ahorro necesario y alcanzar la jubilación.