Cargando contenido

Foto: Cortesía ONIC



En un comunicado, el Gobierno Nacional condenó y rechazó el asesinato del gobernador Indígena Aulio Isaramá Forastero del pueblo Embera Dóbida, por parte del ELN y conminó a ese grupo guerrillero a que tome medidas para evitar estos hechos en el futuro y a que “los responsables del asesinato del gobernador Isaramá Forastero sean puestos a disposición de las autoridades”.

La Oficina del Alto Comisionado de Paz subraya que “el Gobierno rechaza el asesinato de líderes, en este caso del gobernador Isaramá Forastero; esperamos la comunicación del ELN permita a las autoridades avanzar rápidamente en su investigación para que se produzca la actuación judicial oportuna y se condene a los responsables”. (Lea también: ELN asume autoría por el asesinato del gobernador indígena del Chocó, Aulio Isaramá)

Señala la comunicación del Gobierno que según los protocolos que rigen el cese al fuego, le corresponde a la Mesa Pública de Conversaciones evaluar los incidentes graves, como este, previo informe del Mecanismo de Veeduría y Verificación pero advierte que “ningún incidente por sí mismo será causa de ruptura del Cese al Fuego de forma unilateral y automática. La Mesa de Conversaciones evaluará toda la información objetiva que reciba para que se adopten las decisiones que correspondan frente a la continuidad del cese al fuego ”.

Así mismo, el alto Comisionado de Paz le indica a la Mesa de Conversaciones que analice “las palabras de reconocimiento y petición de perdón por parte del Frente Occidental del ELN y su compromiso de no repetición de hechos como este”.

El siguiente es el texto completo del comunicado de la Oficina del Alto Comisionado de Paz:

1. El Gobierno Nacional condena el asesinato del Gobernador Indígena Aulio Isarama Forastero del Resguardo Indígena, Catru, Dubaza, Ancoso, del municipio del Alto Baudó - Chocó, y perteneciente al pueblo Embera Dóbida, a manos de Miembros del ELN. (Comunicación del día 29 de octubre del Frente de Guerra Occidental Oscar Gómez, del Ejército de Liberación Nacional)

2. El Gobierno RECHAZA el asesinato de líderes, en este caso del gobernador Isarama Forastero; esperamos la comunicación del ELN permita a las autoridades avanzar rápidamente en su investigación para que se produzca la actuación judicial oportuna y se condene a los responsables.

3. Según lo previsto en los protocolos que rigen el cese al fuego, La Mesa Pública de Conversaciones evaluará los incidentes graves, como este, previo informe del Mecanismo de Veeduría y Verificación. Ningún incidente por sí mismo será causa de ruptura del Cese al Fuego de forma unilateral y automática. La Mesa de Conversaciones evaluará toda la información objetiva que reciba para que se adopten las decisiones que correspondan frente a la continuidad del cese al fuego.

4. Respecto a lo anterior, se tendrá que seguir el procedimiento previsto conforme al cual el Mecanismo de Veeduría y Verificación remite a la Mesa de Conversaciones toda la información objetiva que permita precisar los hechos. La Mesa de Conversaciones adoptará las medidas correctivas para fortalecer los procedimientos que se llevan a cabo en el marco del cese al fuego.

5. Deberá analizarse en el marco de la Mesa de Conversaciones también las palabras de reconocimiento y petición de perdón por parte del Frente Occidental del ELN y su compromiso de no repetición de hechos como este.

6. El ELN tendrá que implementar acciones concretas para garantizar que hechos tan dolorosos como éste no vuelvan a repetirse y para que los responsables del asesinato del gobernador Isarama Forastero sean puestos a disposición de las autoridades.

7. El cese al fuego no suspende ni limita de ninguna manera la función constitucional de la fuerza pública; por tanto, continuará actuando en todo el territorio nacional para garantizar la seguridad y protección de los derechos de todos los colombianos.