Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Gobierno pide al ELN aceptar Derecho Internacional que prohíbe el secuestro, minas y atentados contra oleoductos

Foto: Gobierno Nacional



Al concluir el primer ciclo de conversaciones entre el Gobierno colombiano y la guerrilla del ELN, las partes acordaron “un marco de referencia común para proteger a las personas no combatientes y a la población civil, de los efectos que el conflicto armado les causa, mediante acciones o acuerdos de carácter humanitario, de conformidad con el Derecho Internacional Humanitario, y en consecuencia disminuir la intensidad del conflicto”.

En un comunicado conjunto desde Quito (Ecuador), señalan que se han “puesto de acuerdo en que la guía de las acciones unilaterales que deben adoptar las partes, y los acuerdos a que se llegue, deben tener como objetivo ineludible el cumplimiento de los postulados del Derecho Internacional Humanitario “.

Indican que en el próximo ciclo trabajarán en un proceso para desarrollar un programa piloto de desminado humanitario , al igual que el punto 1 sobre “Participación de la Sociedad para la Construcción de la Paz” y el subpunto 5f “Dinámicas y Acciones Humanitarias”.

Sin embargo, en un comunicado aparte, la delegación del Gobierno que encabeza Juan Camilo Restrepo, afirma que “esto debe tener consecuencias prácticas como la necesidad de que el ELN acepte el imperativo del Derecho Internacional Humanitario que prohíbe el secuestro”.

“ Los ataques al oleoducto Caño Limón-Coveñas, al igual que las minas antipersonales que como verdaderas trampas humanas se instalan por el ELN para entorpecer las tareas de reparación del oleoducto ante los frecuentes ataques, también son proscritas por el Derecho Internacional Humanitario”, subraya el comunicado oficial.

Sin embargo, el Gobierno celebra que el ELN “haya suscrito en el marco referencial de la mesa de dinámicas y acciones humanitarias, al que ya nos hemos referido, que el objetivo preeminente y prioritario de la mesa humanitaria cuyos trabajos van a empezar próximamente es “proteger a las personas no combatientes y a la población civil, de los efectos que el conflicto armado les causa”.

Así mismo, el comunicado gubernamental resalta que hay avances positivos que incluyen algunos entendimientos, así como el logro de acuerdos como un el reglamento para el funcionamiento de la mesa en la fase pública, la creación de dos mesas paralelas de negociación,” lo cual debe permitir un mayor dinamismo hacia unos entendimientos de paz: la sub-mesa de dinámicas y acciones humanitarias y la sub-mesa de participación de la sociedad ”.

En la sub-mesa de participación de la sociedad, agrega el documento “ se avanzó en un entendimiento –que aún no se ha formalizado como acuerdo- para la realización de una serie de audiencias preparatorias presenciales y virtuales, en las que la mesa recogerá insumos para el diseño del punto 1 de la agenda sobre la participación ciudadana”.

También se avanzó, según el Gobierno, “aunque no se ha concluido, en los temas atinentes a la preparación de lo que habrá de ser la conformación de un fondo de apoyo por parte de los países amigos de este proceso, tal como está contemplado en la agenda del 30 de marzo de 2016 “.

El segundo ciclo de negociaciones continuará en Quito, Ecuador, donde las partes se reencontrarán el próximo 3 de mayo.