El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que el robo de un computador de la casa del vicefiscal general, Jorge Perdomo, enrarece el ambiente en momentos en que la Fiscalía ha tomado decisiones contundentes en algunos procesos que adelanta. Es por esto que el Gobierno solicitó a las autoridades judiciales del país que aceleren las investigaciones pertinentes para dar con los responsables de estos hechos. "Ojalá las autoridades judiciales y de policía investiguen y puedan encontrar quién pudo haber cometido ese hecho que es grave y pudo haber enrarecido el ambiente", sostuvo Cristo. Asalto Desconocidos asaltaron esta madrugada el apartamento del vicefiscal general de la Nación, Jorge Fernando Perdomo, ubicado en el norte de Bogotá y se llevaron un computador viejo y algunos objetos de poco valor. La hipótesis de los investigadores es que el hurto a la residencia del vicefiscal es un mensaje para intimidar a quien se considera la mano derecha del fiscal general Eduardo Montealegre y quien podría asumir provisionalmente en calidad de fiscal general encargado al finalizar el periodo para el cual fue elegido Montealegre. Adicionalmente, se conoció que Perdomo adelantó sus vacaciones y saldrá del país ante esta situación que es asumida como una amenaza directa contra la gestión de la Fiscalía que en las últimas horas ordenó la captura e impuso medida de aseguramiento contra Santiago Uribe, hermano del senador Álvaro Uribe Vélez por cargos de homicidio y concierto para delinquir con grupos paramilitares. Fuentes judiciales relataron a RCN Radio que el hecho se produjo sobre la una de la madrugada de este miércoles, en momentos en que el vicefiscal Jorge Perdomo se encontraba trabajando con su grupo de asesores directos en el búnker de la Fiscalía en Bogotá y luego en el apartamento del propio fiscal general Eduardo Montealegre. Perdomo se vio sorprendido y preocupado al llegar a su apartamento ubicado en un segundo piso de un conjunto residencial en el norte de la ciudad, tras encontrar su vivienda desordenada y con varias de sus pertenencias en el piso. Inmediatamente, el esquema de protección de Perdomo adelantó una rápida verificación junto al vicefiscal para establecer qué elementos le habían sido hurtados, arrojando como resultado sólo un computador viejo y algunos objetos de poco valor. Al ser interrogados sobre los hechos, los miembros de la vigilancia del conjunto donde reside el funcionario declararon no haber visto ninguna presencia de extraños. Por orden del fiscal general Eduardo Montealegre, se designó al director Nacional del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, Julián Quintana, para que investigue de manera directa este hurto, haciendo presencia junto con una comisión especial de agentes en el apartamento del vicefiscal para practicar una inspección judicial. Dentro de los actos urgentes, el director del CTI ordenó la revisión de las cámaras de seguridad del conjunto donde reside Perdomo y del área cercana a este sector con el objetivo de encontrar pistas sobre los responsables de este asalto. Asimismo, los investigadores de la Fiscalía dispusieron tomar declaraciones formales a los vigilantes del conjunto y la recolección de otras posibles entrevistas que permitan acelerar las indagaciones.